X
LA MAÑA > LUCHA CANARIA

Sangre de Parri

   

Eduardo y José María quieren que Pablo llegue a lo más alto del fútbol sala. / Fotos: Sergio Méndez


LUIS DE LA CRUZ | Taco (La Laguna)

Francis, José María y Pablo González marcaron toda una época de la lucha en Taco: son sangre de Parri, junto a sus otra cinco hermanas; son una familia querida y muy respetada en Taco. José María González Parri II fue uno de los mejores luchadores de todos los tiempos: siempre destacó, por su enorme fortaleza, un guanche en toda regla, y por su nobleza.

A sus 59 años sigue fuerte y demostrando que es una persona que ama el deporte. DIARIO DE AVISOS logró reunir en el terrero de Taco, donde José María se retiró a los 42 años a él y a sus dos sobrinos: Eduardo González, a sus 17 años, se perfila como una firme promesa de la lucha canaria. Es un bregador, que se asemeja mucho a su tío y aunque empezó algo tarde a practicar este deporte no le faltan cualidades para despuntar. En la actualidad lucha en el Mencey Bencomo y tiene a los dos mejores maestros posibles: a su tío José María y a Roberto Martín, quien fue su descubridor.

El encuentro fue entrañable porque los dos también le dan fuerza al otro Parri. A Pablo González, un jugador de fútbol sala que triunfa plenamente en el Uruguay Tenerife y es uno de los defensas con mayor futuro de Canarias.

Fue una tarde entrañable; con un acercamiento familiar increíble y donde José María impartió una clase magistral.

“Es bonito, que mis dos sobrinos apuesten fuerte por el deporte”. Más tarde, reiteró: “Eduardo tiene muchas condiciones y, lo más importante de todo es que tiene mucha afición. Intento ayudarlo en todo lo que puedo y lo único que le digo es que entrene duro para que llegue lejos y aprenda de todos los consejos que le da Roberto Martín”.

Sobre Pablo recalcó que “apele al valor que lleva dentro de la lucha canaria y que se crea que puede llegar lejos en el deporte que practica y tendrá todo el apoyo por parte de nuestra familia”. A toque de pito, Parri II agarraba con Eduardo y le explicaba la manera de tirar a los contrarios, por dos sus mañas favoritas, como son el ganchillo y también la cadera. Los dos sobrinos lo miraban muy atento y les explicaba que con “dedicación, siempre se pueden conseguir los objetivos que uno se marque en la vida”.

Por su parte, Eduardo González se mostraba encantado con las clases de su tío. “Lo ha sido todo en la lucha canaria, es una persona muy noble y cercana con él se aprende un montón y le agradezco todas las horas que me está dedicando, tanto él como Roberto”.

Es una persona muy humilde; triunfa plenamente en el Uruguay Tenerife y es uno de los luchadores importantes de este equipo tinerfeño que este año logró el ascenso a la Segunda División A del fútbol sala español. Sobre la tarde familiar que compartió en las instalaciones deportivas de Taco, apostilló que “con la gente de la lucha se aprende muchas cosas porque son nobles y muy sencillas”. Sobre su futuro en el Tenerife Uruguay, dijo: “Queremos ser el equipo de toda la Isla para la plantilla y en especial para mí sería muy importante que mucha gente de Taco y de otros núcleos poblaciones de Tenerife nos arropen porque será una temporada muy complicada para nosotros”.

“Le vamos a dar todo el apoyo al Uruguay”

La convicción de trabajar con gente de la tierra; de contar con un equipo canario, al cien por cien, hace del Uruguay Tenerife un equipo ejemplar. José María González demostró durante esta entrevista que es una persona muy familiar y remarcó que “toda la familia Parri arropará en todo lo que pueda a Pablo para que pueda triunfar en el deporte que le gusta y este año estaremos en muchos partidos en la grada para arroparlo tanto a él como al resto de compañeros del equipo”. Eduardo, también se expresó en los mismos terminos, porque “tanto él como yo tenemos que seguir con la tradición familiar de grandes deportistas dentro de la misma”. Pablo no fue menos y prometió que “iré a más de una lucha del equipo de mi primo y también hablaré con los compañeros para arropar en encuentros importantes a Eduardo, se lo merece”.

Andrés Pedreira, el presidente del conjunto tinerfeño, valoró la importancia de esta familia dentro del mundo del deporte de Canarias y agradeció las palabras de aliento, tanto de José María González como las de Eduardo Parri V para esta temporada.