cd tenerife >

La sombra de Nino es alargada

JOSÉ ANTONIO FELIPE | Santa Cruz de Tenerife

Guillem Martí, Aridane Santana y Germán se presentan, en principio, como los tres delanteros con los que contará Álvaro Cervera a lo largo de la temporada. En sus botas estará la mayor responsabilidad a la hora de hacer los goles necesarios para lograr el objetivo y también la responsabilidad de heredar un puesto por el que han pasado nombres ilustres en las últimas campañas. El último, el más importante, el de Nino, ahora en el Osasuna.

Una pareja letal

79 goles en cuatro cursos convierten al almeriense en uno de los jugadores más importantes de la historia reciente del Club Deportivo Tenerife. La dupla que formó junto a Alejandro Alfaro logró convertir 49 goles en la campaña 2008/09, lo que resultó fundamental para que el equipo lograra el ascenso a Primera División.

Desde que llegó a la Isla, Nino nunca anotó menos de 14 goles, los que consiguió en Primera División a pesar del descenso a Segunda. Los caminos de Nino y el CD Tenerife se separaron en Segunda División B cuando la entidad no pudo retener a un jugador que acabó firmando por el Osasuna.

Alfaro, que consiguió otros siete goles en Primera, también buscó acomodo en otro equipo de Primera, el Real Mallorca, dejando atrás su etapa como futbolista en el Heliodoro Rodríguez López. Nino y Alfaro, además de por sus goles, habían significado el retorno de la figura de un goleador nato al equipo chicharrero, pues para encontrar al último tenemos que remontarnos al curso 2003/04.

Los dos años de Keko

El ariete catalán llegó procedente del Terrassa a la Isla con buenas referencias. A pesar de ser un jugador corpulento, no dejaba de tener habilidad y velocidad, por lo que no le resultó difícil anotar 26 goles con la camiseta blanquiazul.

A Keko le tocó jugar dos cursos convulsos en un equipo que coqueteó con los puestos bajos de la tabla clasificatoria, aún así se destacó como un buen realizador que tuvo su recompensa marchándose al Polideportivo Ejido. Un año más tarde llegó Maikel, que se presentaba como un jugador de similares características pero que nunca llegó a competir al mismo nivel que el de Keko.

Cristo Marrero o Kiko Ratón también dieron buen rendimiento, así como Ángel, que no tuvo demasiados minutos en ninguna campaña y aún así logró hasta nueve dianas en tres campañas en el Rodríguez López antes de marcharse al Elche y luego al Levante.

Las decepciones

Pero no todo han sido aciertos a la hora de fichar delanteros. Por la Isla han pasado jugadores que han sufrido sonoros fracasos con nombre propio como pueden ser Frankowski, Bombarda o Dinei.

El primero, un polaco que había sido campeón de su país en cinco ocasiones con el Wisla Cracovia nunca llegó a demostrar la calidad que atesoraba. Llegó cedido por el Wolverhampton Wanderers y en su segundo encuentro marcó su primer gol como blanquiazul. Solo marcó dos más.

El caso de Bombarda fue aún más llamativo. Después de haber jugado en el Feyenoord, el delantero se presentó en la Isla de la mano de Lobo Carrasco y con un currículum de más de 140 goles en Holanda. En Tenerife anotó uno en todo un año.

Dinei fue otro de los últimos grandes fiascos. Llegó procedente del Celta, pero ni siquiera le quitó protagonismo a Ángel. No anotó ni un solo tanto.