sanidad >

Un problema informático retrasa la atención en los centros de salud de la Isla

J. L. C. | Santa Cruz de Tenerife

A los problemas que están ocasionando los recortes económicos y de personal en los hospitales y centros de salud del Archipiélago, se ha añadido en los últimos días otro inesperado: los fallos de la nueva aplicación informática que está poniendo en marcha el Servicio Canario de la Salud (SCS).

De hecho, según aseguran tanto médicos como pacientes, en algunos ambulatorios de la Isla han aumentado notablemente las esperas, ya que el sistema se bloquea con facilidad, lo que impide que los facultativos puedan acceder a las historias clínicas, las citas e incluso las recetas electrónicas, que tampoco pueden ser impresas.

Según las mismas fuentes, en centros de salud como el de Ofra hubo ayer un auténtico “colapso”, ya que muchos ciudadanos tuvieron que esperar varias horas para ser atendidos.

Desde la Consejería de Sanidad explicaron ayer a este periódico que “el SCS está inmerso en la mejora sustancial de los aplicativos informáticos que soportan la Atención Primaria (Drago AP), que ha consistido en la puesta de una nueva versión del software que incorpora nuevas funcionalidades y un aumento muy considerable en las capacidades de proceso con la dotación nuevos servidores informáticos”.

“Estas incorporaciones, que tienen como fin la mejora continua de las prestaciones, requieren una sintonización entre el software y el hardware, que han provocado en algunas horas puntuales la ralentización del Sistema en el pasados días”, denotaron en Sanidad, donde aseguraron que “desde el jueves ya no se han vuelto a producir este tipo de problemas”.