El Sauzal >

Una guagua privada facilita el transporte de los vecinos a la costa

Por el precio de 1,50 euros, los vecinos del municipio podrán desplazarse al litoral sauzalero y disfrutar de las renovadas instalaciones de servicio. / DA

LUIS F. FEBLES | El Sauzal

La potenciación del litoral de un municipio es directamente proporcional a las facilidades de acceso a la zona de baño. Con esta premisa, una empresa privada de El Sauzal ha puesto en marcha un servicio de guagua al objeto de facilitar el transporte de los vecinos a la costa durante los fines de semana por el precio de 1,50 euros y 1 euro para jubilados y niños de la localidad norteña.

Esta experiencia piloto, prevista en principio para el mes de agosto, pretende cubrir un trayecto que no realiza la empresa pública Titsa y que desde siempre ha sido el foco de las demandas de los usuarios de la playa.

El microbús, operativo desde el sábado pasado y con un horario de 14.00 a 20.00 horas, tiene diferentes puntos de salida con una misma dirección: las calas de El Puertito y El Cangrejillo, principalmente. La carretera general, el centro de la ciudad y, a partir del próximo fin de semana, el barrio de Ravelo, son sus puntos de partida.

Mejoras en el litoral

Por otra parte, el Ayuntamiento de El Sauzal procedió recientemente a la colocación de tres escaleras para el baño en la zona de El Puertito y El Cangrejillo, además de la instalación de baños públicos adaptados y el aprovechamiento de unas casetas de aperos de obras, transformadas ahora en un moderno espacio para el esparcimiento y zona de servicios.

El alcalde del municipio, Mariano Pérez (CC), señala la necesidad de facilitar la comodidad y el disfrute de los vecinos en una zona “tan importante” para la localidad. “Se antojaba fundamental el remozamiento de algunos puntos de la costa y hemos aprovechado los pocos recursos municipales para dar un servicio de calidad a los ciudadanos interesados”.

En relación a la iniciativa de la guagua privada, el mandatario nacionalista aplaude que en época de crisis aparezcan proyectos dinamizadores de empleo. “Se trata de una idea con una vocación de servicio para el pueblo que también crea puestos de trabajo y al Ayuntamiento no le cuesta dinero. En principio será para este mes, pero si es rentable hablaremos con los servicios jurídicos municipales para darle forma legal”, indica Pérez.

Según explica el alcalde, “la empresa necesita entre 100 y 120 clientes durante el día para que este servicio genere beneficios. El primer sábado registró 21 usuarios y el domingo 64”. De su demanda depende la supervivencia de esta prestación estival.