puesto de trabajo >

El 64% de trabajadores se siente “sobrecualificado” para su puesto

OFICINA TRABAJADORES
Un 64% de los españoles se siente 'sobrecualificado' para su puesto actual de trabajo. | DA

EUROPA PRESS | Madrid

El 64% de los españoles se siente “sobrecualificado” para su actual puesto de trabajo y considera que su formación y experiencia están por encima de sus obligaciones laborales, dato que sitúa a España en cabeza del ranking europeo, sólo superada por la percepción de los profesionales griegos (un 69% de los encuestados).

Así lo refleja la tercera oleada del año de Randstad, sobre las expectativas laborales de los trabajadores, que destaca que España se coloca 24 puntos porcentuales por encima de la media comunitaria, lo cual le sitúa lejos de países como Dinamarca (25%), Holanda (32%) o Alemania (43%), entre otros.

En el lado corporativo, el 45% de las compañías sufren problemas para encontrar profesionales en términos globales, opinión que oscila entre el 53% de los alemanes o el 51% de los franceses y el 33% de los italianos, que ocupan el último lugar. En el caso de España, un 35% de los profesionales consultados mantiene esta opinión, lo que le sitúa diez puntos porcentuales por debajo de la media europea.

Previsión para los próximos años

Asimismo, el estudio sostiene que para cuatro de cada diez españoles (43%) dentro de tres años faltarán en su empresa trabajadores cualificados, lo que le coloca en la media del ranking de países europeos, que lideran Alemania (52%) y Suecia (51%). En el lado contrario se sitúan Holanda (33%) y Dinamarca (34%).

En cuanto al interés que tienen las empresas en materia de formación, el informe subraya que más de la mitad de los profesionales españoles (55%) responde que su empresa se encuentra invirtiendo en esta vía, por lo que escala un punto porcentual por encima de la media europea (54%).

A la cabeza del ranking se colocan países como Bélgica (65%), Suiza (60%) o Alemania (59%), mientras que en el lado contrario se encuentran Grecia (32%), Suecia (50%) y Noruega (50%), como los países donde las empresas invierten menos en formación, según sus trabajadores.