Santa Cruz >

Un acuerdo con 14 empresas cubre la atención a mayores en Santa Cruz

IMAS ATENCIÓN MAYORES
Javier Gutiérrez, consejero delegado del IMAS, y José Ángel Martín, concejal de Atención Social. / JAVIER GANIVET

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

El Ayuntamiento de Santa Cruz, a través del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS), ha logrado garantizar el servicio de atención domiciliaria a las personas mayores del municipio capitalino, tras el anuncio de que la Sociedad Cooperativa Mararía dejaría de prestar la ayuda, el pasado mes de agosto. El concejal José Ángel Martín, que ha asumido la responsabilidad de Asuntos Sociales, junto al consejero delegado del IMAS, Javier Gutiérrez, presentaron ayer el balance de gestión de la intervención social domiciliaria para los mayores de Santa Cruz.

Martín afirmó que “el objetivo se ha conseguido, ya que el mismo siempre ha sido que ningún mayor en situación de vulnerabilidad se quedara sin atención y en estos momentos podemos garantizar que todos están recibiendo el servicio con total normalidad”.

“La Corporación municipal -explicó el edil- ha puesto en marcha un método pionero en España, que consiste en el concierto con 14 empresas, que están homologadas por la Consejería de Bienestar Social del Gobierno de Canarias, con el que se aseguró que ningún mayor, especialmente los más desprotegidos, se quedaran sin prestación”, explicó el concejal.

Asimismo, incidió en que “una vez que el servicio jurídico municipal informó de que no se podía contratar una empresa sin el correspondiente concurso público se plantearon dos opciones: esperar entre 6 y 7 meses a que la convocatoria se resolviera, lo que implicaba dejar a los mayores desatendidos durante ese tiempo, o iniciar la estrategia que se ha llevado a cabo y que ha supuesto un gran esfuerzo para el IMAS”.

El edil detalló que para hacer frente a la inmediata demanda se puso en marcha un operativo que agrupó a todos los trabajadores del Instituto Municipal de Atención Social y contó también con la colaboración de otros departamentos municipales, que mantuvieron abiertos servicios como el registro local. Así, se consiguió informar y visitar a las 1.140 personas mayores usuarias de la ayuda a domicilio, de las que 1.018 ya están normalizadas.

Las medidas municipales para suplir a Mararía se concretan en la concesión de una Prestación Económica de Asistencia Social (PEAS) que cubre los gastos derivados de la atención, contratada por los usuarios con alguna de las empresas acreditadas por el Gobierno canario para la prestación del servicio, aunque cobra directamente la firma en cuestión, una vez que se comprueba la prestación realizada.

Al respecto, el concejal recordó que “con la intervención de los trabajadores del Imas se detectó que había algunos casos con duplicidad de prestaciones, pues ya recibían ayuda económica para el servicio con cargo a la Ley de Dependencia y, en consecuencia, eran incompatibles”.

Mararía

Por otra parte, hay que recordar que el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, se ha dirigido por escrito a la Tesorería General de la Seguridad Social solicitando el levantamiento del embargo que este organismo mantiene a la Sociedad Cooperativa Mararía, que venía prestando el servicio de ayuda a domicilio en la capital, de manera que se pueda garantizar el pago del Ayuntamiento directamente a los 200 trabajadores y paliar así su difícil situación.

[apunte]

Más dinero para ayudar a más gente

El concejal José Ángel Martín detalló, además, que “resta otro pequeño grupo, formado por entre 40 y 60 personas, con los que el Instituto Municipal de Asistencia Social (IMAS) ya ha contactado para averiguar por qué no había realizado la contratación, y entre los que se dan distintas circunstancias, como que estaban de vacaciones o que su intención era contratar a partir del mes de septiembre”.

Martín concretó que el gasto aproximado para este último cuatrimestre supone para el Ayuntamiento un desembolso de 1.600.000 euros, “lo que permitirá aumentar el número de personas mayores atendidas”. Además, resaltó que “las entidades de ayuda a domicilio, que ya han empezado a remitir facturas al IMAS, han confirmado también que todo funciona correctamente y no hay ninguna incidencia negativa que destacar”.

Por último, el concejal de Asuntos Sociales subrayó que, en todo caso, todos los usuarios con mayor vulnerabilidad de Santa Cruz ya tienen contratados los servicios correspondientes, pues desde los servicios sociales se les acompañó en los primeros días de agosto para que pudieran contratar con cualquiera de las empresas acreditadas por el Gobierno de Canarias.

Desde el Ayuntamiento de Santa Cruz se apunta, por último, que a lo largo de este mes septiembre y de manera progresiva, ya como algo habitual, se irán incorporando nuevas personas al servicio de ayuda domiciliaria, siempre atendiendo a principios de mayor necesidad.

[/apunte]