SANIDAD >

AENA desconoce si el helipuerto de La Candelaria podrá operar

HOSPITAL LA CANDELARIA HELIPUERTO
Navegación Aérea tendrá que ratificar que no existen problemas para que la helisuperficie pueda operar. / MOISÉS PÉREZ

JOSÉ LUIS CÁMARA | Santa Cruz de Tenerife

El helipuerto del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria (HUNSC) continúa siendo una incógnita. Como publicó ayer este periódico, más de dos años después de que concluyeran los trabajos de construcción y acondicionamiento, la helisuperficie, cuyo coste rondó los 2,1 millones de euros, continúa sin estar operativa.

El Ministerio de Fomento, como ya explicaron a DIARIO DE AVISOS desde la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, confirmó que la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) todavía continúa revisando el estudio técnico de la instalación, que ocupa 1.465 metros cuadrados y se ubica en la azotea de los nuevos bloques de edificios ideados y situados junto al antiguo centro hospitalario.

Las mismas fuentes de Fomento subrayaron igualmente que, a excepción de la helisuperficie de La Candelaria, no hay constancia de que se vaya a poner en marcha ninguna instalación similar en otros hospitales del Archipiélago, a pesar de que el Plan Regional de Urgencias, aprobado en el año 2009, contemplaba “el establecimiento de una red de helipuertos en todos los hospitales, tanto emisores como receptores, con el fin de disminuir los tiempos de traslados y mejorar la eficiencia de la prestación sanitaria”.

Mientras, la Dirección Regional de Navegación Aérea Canaria, organismo dependiente de AENA, aseguró que desconoce cuándo podrá empezar a operar el helipuerto, puesto que la Agencia Estatal de Seguridad no ha emitido el preceptivo informe técnico ni ha dado el visto bueno al inicio de operaciones en la instalación.

En este sentido, confirman que, una vez Fomento apruebe la operatividad de la helisuperficie, Navegación Aérea tendrá que ratificar la idoneidad de los vuelos y coordinar con la Gerencia del hospital todas las operaciones, ya que el centro hospitalario está en la línea de aproximación de Los Rodeos.

Por su parte, desde la empresa Gestión de Servicios para la Salud y la Seguridad de Canarias (GSC), que coordina la gestión los helicópteros para emergencias sanitarias de las Islas, insistieron en que Fomento no ha evaluado aún la documentación, por lo que no saben cuándo podrá usarse una instalación que debe servir de base de operaciones del hospital, en lo que se refiere a la recepción de pacientes y órganos para trasplantes trasladados en helicóptero”.

Según publicó el Boletín Oficial del Estado (BOE) en abril del año pasado, “las características geográficas de las Islas Canarias justifican la necesidad de dotar al Archipiélago de un sistema de transporte aéreo sanitario entre los diferentes hospitales de las islas periféricas y capitalinas”.

[apunte]

No se produce impacto ambiental

Mientras el Ministerio de Fomento no se pronuncie, los pacientes que son trasladados de forma urgente desde el Sur, La Gomera y El Hierro son transportados por un helicóptero hasta Los Rodeos, donde son recogidos luego por una ambulancia medicalizada que los traslada de nuevo hasta La Candelaria, multiplicándose de forma innecesaria los tiempos de respuesta. “Se trata de un helipuerto dentro de las instalaciones del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, que es centro de referencia para el tratamiento de diversas patologías, algunas con tiempos de actuación críticos”, exponía el BOE el 15 de abril de 2011, fecha en la que se publicaron los datos generales del proyecto.

En dicho documento, además, se deja claro que “el análisis realizado con los criterios del anexo III del texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de proyectos, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2008, establece que no es previsible que en la explotación del helipuerto del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria, en Santa Cruz de Tenerife se vayan a producir impactos adversos significativos”. Una afirmación que no comparten algunos expertos en seguridad aérea consultados por este periódico, que manifestaron ayer que el helipuerto “no ofrece garantías de seguridad” y su puesta en marcha puede provocar “serios problemas” en las plantas superiores del mismo centro hospitalario de la ciudad, donde se ubican los laboratorios de Microbiología, Análisis Clínicos y Hematología.

[/apunte]