operación pokemon >

Alcalde de Ourense proclama su inocencia y recibe el apoyo de simpatizantes

EFE | Ourense

El alcalde de Ourense, Francisco Rodríguez, ha anunciado esta tarde a los militantes de su partido, el PSdeG, su decisión de renunciar al cargo tras su imputación en la operación Pokemon, en la que ha proclamado ser inocente, y ha recibido el apoyo de cientos de simpatizantes.

En la celebración de una asamblea local del PSdeG-PSOE, Rodríguez, que se encuentra en libertad tras pagar una fianza, apareció arropado por cientos de personas y reiteró su decisión de dejar el cargo de alcalde.

Rodríguez fue recibido entre gritos de “Paco, Paco”, proclamó una vez más su “inocencia” y rechazó todas las acusaciones “una por una” que pesan sobre él.

El alcalde está imputado por los presuntos delitos de prevaricación y cohecho en la denominada operación Pokemon, que investiga supuestas irregularidades en la concesión de servicios públicos municipales a empresas privadas.

En su intervención, explicó los motivos por los que fue detenido hace una semana, en uno de sus últimos actos públicos todavía como regidor hasta que se formalice su renuncia oficialmente,

“No le deseo esto ni a mi peor enemigo”, declaró el regidor, en una alusión velada a la dirección del PSdeG, que reclamó su dimisión como alcalde, y criticó el “montaje” que hubo con el objetivo de “destruir” el Gobierno del Ayuntamiento de Ourense”.

Además, expresó su reprobación a las “mentiras” que, según él, han publicado algunos medios de comunicación basándose en una acusación “falsa e injusta”, dijo.

Para finalizar su discurso, Rodríguez afirmó que se va: “Como llegué, con los bolsillos vacíos”.

Pero agregó que deja el cargo con el “orgullo más grande que puede haber: ser vuestro amigo”.

“Ese es mi patrimonio”, concluyó en su discurso a los militantes y simpatizantes socialistas.

La presión de la dirección del PSdeG para que renunciara al cargo y la decisión de los socios de coalición de gobierno del BNG de abandonarle obligaron a Rodríguez a presentar su dimisión.

Previamente, esta tarde en una comparecencia, afirmó que no renuncia por el procedimiento judicial abierto en el Juzgado de Lugo ni por las causas que se le imputan, “falsas” y “sin pruebas”, sino al haber constatado que no dispone de la confianza suficiente de todos los concejales.

En principio, está previsto que formalice su renuncia este sábado en una reunión plenaria extraordinaria del Ayuntamiento y, posteriormente, tendrá que designar a un alcalde en funciones antes de que se decida quién será su sucesor.

Respecto a su cargo como concejal, fuentes municipales aseguraron a Efe que pretende renunciar también a ese acta, aunque no precisaron cuándo será efectiva,

El PSdeG suspendió de militancia a Rodríguez alegando que no podía permanecer tras su imputación en la operación Pokemon, aunque él persistía en mantenerse en el cargo.