sucesos >

Apuñalan en el cuello a un indigente, en la calle del Perdón

AVENIDA ISLAS CANARIAS Y CALLE SALAMANCA CAJACANARIAS
Esquina Avenida Islas Canarias con calle Salamanca. | SERGIO MÉNDEZ

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

Sensación de déjà vu por la inseguridad ciudadana en el santacrucero barrio de Salamanca. Como ya ocurriera a primeros de siglo, los vecinos viven con congoja un claro rebrote de la criminalidad que en días pasados ha vivido otros dos hitos de importancia, con especial atención a la puñalada sufrida por un indigente en la madrugada del pasado lunes al martes.

Fue en la calle del Perdón donde este ciudadano, cuya edad no ha trascendido, recibió al menos una herida inciso contusa localizada en el cuello, por donde sangró profusamente. Felizmente la rápida actuación de los efectivos del Servicio de Urgencias Canario que frenaron la hemorragia en el lugar de los hechos y su pronto traslado al Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria evitaron males mayores de este suceso que aún arroja sombras, ya que se desconoce el móvil de un ataque de tanta gravedad.

Por ahora, fuentes oficiales se limitaron a reconocer los datos en cuestión y que la autoría es múltiple, aunque pidieron reserva sobre los demás datos para la feliz arribada de la investigación en marcha. Justo dos días antes, otro ciudadano sufrió un robo a punta de navaja en el cruce de la avenida de las Islas Canarias con la calle de Salamanca, en hecho acaecido a las once de la noche del pasado sábado, hace ahora una semana. En esta ocasión el vecino resultó indemne, aunque los amigos de lo ajeno se quedaron con su teléfono móvil de última generación y cien euros que portaba en metálico. A diferencia del anterior, este crimen fue cometido por una sola persona. Estos hechos, unidos al grave incidente que tuvo lugar hace mes y medio en la misma calle de Salamanca, donde sin cruzar palabra y a primera hora de la mañana fue agredido un vecino que no fue rematado gracias a la intervención del propietario de un local y la pronta llegada de los policías nacionales, o varios robos en domicilios entre los que destaca el sufrido por un conocido empresario y coleccionista, han despertado en el barrio el recuerdo de aquellos primeros años de la década pasada.

Y, sin embargo, la situación es distinta desde la perspectiva de la seguridad. Si en aquella época fue necesaria para erradicar la delincuencia una implicación directa de las fuerzas de seguridad con Pilar Merino de subdelegada del Gobierno que conllevó redadas y operativos especiales, ahora hay mucho más presencia de agentes en el barrio que entonces, así como la capacidad de respuesta es mucho mayor, como demuestra sin ir más lejos el caso de la agresión de hace mes y medio.

Sea como fuere, tampoco la situación social es la misma que entonces, pero sí esa incomodidad y esa constante advertencia de los vecinos a los componentes de esta Redacción, resumibles en una frase: “El barrio está mal”.

Un cruce transitado a las once de la noche

Esta esquina de Islas Canarias con Salamanca es parte de uno de los cruces más concurridos de la capital. La imagen está captada poco antes de las once de la noche de ayer, la misma hora en que fue el atraco hace una semana. ¿Osadía o impunidad?