maldito parné >

Austeridad sin sentido – Por María Fresno

Tenemos un Gobierno obsesionado porque España adelgace. Y así, todos los viernes (como cuando vamos a pesarnos a la dietista) se empeñan en que nos apretemos un poquito más el cinturón hasta el punto de que ya estamos acostumbrados a contener la respiración. Sin embargo, al tiempo que soltamos el aire, sabemos que la austeridad, por si sola, no funciona. Tenemos un ejemplo en Islandia. Fue el primer país europeo en caer y también el primero en levantarse, y no fue a base de recortes sin sentido. Allá, por el año 2008, cuando nosotros todavía negábamos la crisis, Islandia puso en marcha fuertes recortes al tiempo que usaron esos beneficios para estimular el crecimiento y garantizar el Estado de bienestar. El Premio Nobel de Economía 2008, Paul Krugman, volvió a insistir ayer en que es una “locura” que Europa centre sus esfuerzos en los recortes y la austeridad. Krugman va más allá y, analizando lo que le pasa a España, afirma, sin temblarle el pulso, que no estamos así porque los últimos gobiernos hayan gastado mucho o porque todos vivimos por encima de nuestras posibilidades, sino porque la economía se vino abajo y arrastró los ingresos. Tenemos la prueba (Islandia), nos lo dicen los expertos (Krugman), y, en cambio, miramos para otro lado. El Gobierno elabora unos presupuestos de “austeridad y compromiso con el déficit”. Comprobado: España va en otra dirección. Inmersos en esa mala política de recortes y austeridad, resulta que nos espera un año 2013 con más destrucción de empleo. La obsesión de España por el pago de los intereses hace que le de la espalda a la creación de empleo y a la dinamización de la economía. A todas estas, el Gobierno de Canarias, al que se le llena la boca por no haber pedido el rescate como otras comunidades (como si fuese malo), lo único que hace es quejarse de que cada vez le toca menos porción del pastel, en lugar de hacer que ese trozo sea más apetitoso y menos indigesto. Una de las medidas (no todo va a ser malo) del Gobierno es la creación del programa PIVE para incentivar la compra de vehículos, financiado al 50% por el Ejecutivo y el resto por los concesionarios. En Canarias este mercado está hundido con lo que será muy difícil que puedan sufragar la parte que le corresponda. Incentivar es aportar algo para ayudar a las empresas automovilísticas, para mantener los empleos y reactivar el consumo. Austeridad es decir: yo no te ayudo porque me han dado poco, lo que traerá más despidos y menos consumo.

@MariaFresno72" target="_blank">@MariaFresno72 | mfresno.blogspot.com