San Miguel >

El Ayuntamiento de San Miguel debe devolver una subvención por no acabar una obra

NICOLÁS DORTA | San Miguel

La Consejería de Industria del Gobierno de Canarias, obliga al Ayuntamiento de San Miguel a la devolución parcial de una subvención concedida en 2005 para la mejora del polígono industrial de Las Andoriñas, en obras de saneamiento, alumbrado, asfaltado y en instalar una depuradora, que nunca se hizo. Se trata de una subvención de 200.000 euros para estas mejoras con un presupuesto de 594.055,19 euros, y que debieron terminarse en 2005 pero no fue así, según la ha informado a DIARIO DE AVISOS el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de San Miguel, Víctor Chinea. El líder de los socialistas y ex alcalde en el anterior mandato critica la pésima gestión del actual alcalde, Valentín González y el primer teniente de alcalde, Arturo González, quienes a su juicio “han forzado a la población sanmiguelera a hacer frente a los 144.574,21 euros, más los 31.944,96 euros de intereses”.

Fue tras la visita de un inspector de la Consejería de Industria, en 2006, comenta Chinea, cuando se constató que parte de la obra no se había ejecutado, a pesar de que los informes municipales, certificaban la terminación total, según con los proyectos presentados.

Comprobada la inexactitud del informe municipal se levantó acta y se propuso la devolución de parte de la subvención, así como los intereses de demora correspondientes.

“Se trata de una negligencia muy grave, que deja patente la nefasta forma de trabajar de los actuales mandatarios”, añade el socialista quien critica quienes gobernaban el Ayuntamiento en esa fecha, son los mismos que ahora lo hacen, pero en distinto orden y que por tanto, “son ellos los responsables últimos de esa mala gestión”.

“A dedo”

Además, según el que fuera el alcalde del municipio, se da la circunstancia que el expediente adolece, a pesar del importe de la obra que supera el medio millón de euros, del procedimiento de contratación adecuado. Es decir, se adjudicó “a dedo a un empresario al que se le pagaba con cheques inferiores a doce mil euros”, dicen los socialistas.

En este sentido Víctor Chinea tacha de inaceptable que “la irresponsabilidad de los políticos para gestionar dinero público tenga que sufragarlo el conjunto de la ciudadanía”.

Por ello añade que solicitará en un pleno que “quienes con temeridad o grave negligencia hayan tomado decisiones que, económicamente, supongan merma de las arcas municipales del Ayuntamiento, paguen con su patrimonio personal”.

Señala Chinea que “por mucho que Valentín y Arturo González traten de culpar falsamente al partido socialista de endeudar al Ayuntamiento, esta es otra prueba más de lo que sembraron durante sus años de gobierno conjunto”.

Deuda pública

Según el PSOE, la deuda pública del Ayuntamiento no solamente ha vuelto a manos de sus “propietarios”, sino que continúan aumentándola con cada mala gestión que llevan a cabo.

“Lo peor de todo este asunto es que son los que más años llevan dentro del Ayuntamiento, y probablemente, los que menos saben de los procedimientos administrativos y sus obligaciones”.

Por último, Víctor Chinea advierte que “ésta no es la única irregularidad que se ha cometido” y que “próximamente habrá nuevos expedientes”.