REFORMA EDUCACIÓN >

Claves de la reforma educativa: más contenidos estatales y adiós a la selectividad

J.L. CÁMARA 7 EFE | Santa Cruz de Tenerife / Madrid

El Gobierno aprobó ayer el anteproyecto de ley de la reforma educativa, que pone fin a la selectividad, implanta evaluaciones finales nacionales al final de cada etapa y abre la puerta a las administraciones para concertar la financiación pública de colegios de enseñanza separada por sexos.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, presentó al Consejo de Ministros una propuesta articulada de la futura Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), que modificará parcialmente la Ley Orgánica de Educación (LOE), de 2006, y supone reforzar Lengua y Matemáticas y suprimir Educación para la Ciudadanía.

En la rueda de prensa posterior al Consejo, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se refirió a ésta como “una de las principales reformas” previstas por el Ejecutivo. Sáenz de Santamaría explicó que los objetivos principales de la reforma son fortalecer la formación integral de los alumnos y conseguir que el sistema educativo sea una plataforma mejor para conseguir un empleo. “Queremos conectar el aula con el empleo”, señaló la vicepresidenta del Gobierno, quien dijo que el anteproyecto supone poner en marcha una reforma “clave” para el sistema educativo y contribuirá a atajar uno de los principales problemas del mismo: el abandono y el fracaso escolar. La LOMCE establece que el título de graduado en Educación Secundaria Obligatoria (ESO) se obtendrá tras superar una evaluación final, con pruebas diferentes para acceder al Bachillerato o la FP, según la opción elegida por los alumnos en el último curso; las calificaciones de la etapa tendrán un valor del 70 % y las de la prueba, del 30 %.

El Bachillerato se reduce a cinco vías (Ciencias e Ingeniería, Ciencias de la Salud, Humanidades, Artes y Ciencias Sociales), y también tendrá una evaluación final nacional (sustituye a la selectividad), con un valor del 40 %, mientras que la nota media de la etapa tendrá un peso del 60 %. Los alumnos de Primaria pasarán una evaluación en tercero para la detección precoz de dificultades lingüísticas y matemáticas, que podría suponer la repetición de curso si el resultado no es óptimo. En sexto, otra evaluación con carácter informativo y orientador servirá para comprobar si han logrado la viabilidad del tránsito a ESO.

Regular el 75% del currículo

También en Primaria, la materia Conocimiento del Medio se desdobla en Ciencias Naturales y Ciencias Sociales, y desaparece Educación para la Ciudadanía, que en ESO es sustituida por un curso de la nueva Educación Cívica y Constitucional. Los ciclos de FP Básica sustituyen a los actuales Programas de Cualificación Inicial y pasarán a ser de dos años completos, considerados como educación básica, obligatoria y gratuita. Según el anteproyecto de reforma aprobada por el Consejo de Ministros, la administración central aumenta su capacidad de fijar los contenidos educativos hasta el 65% del currículo en el caso de comunidades con lengua cooficial y el 75% para el resto. En la Ley Orgánica de Educación, vigente desde 2006, al Gobierno corresponden el 55 y 65% de los contenidos curriculares.

“Contrarreforma ideológica”

Los sindicatos de enseñanza a a nivel nacional Fete-UGT, FE-CC.OO y STES-i afirman que la LOMCE es una “contrarreforma ideológica” que no resolverá los problemas del sistema educativo. Alertan de la selección “temprana e irreversible” del alumnado y que se va a dotar de mayores recursos a los centros elitistas.

[apunte]

Pérez: “Limitará nuestras competencias”

Para el vicepresidente y consejero Educación, Universidades y Sostenibilidad del Gobierno de Canarias, José Miguel Pérez, la aprobación del anteproyecto de ley supone “un paso más del Ministerio hacia la destrucción del actual sistema de educación pública”. Según Pérez, esta iniciativa supone una modificación “sustancial” en el reparto de responsabilidades entre las administraciones públicas y, además, introduce una “estrategia perversa” en el objetivo de mejorar el éxito escolar del alumnado, basada en la exclusión de estudiantes. Con este anteproyecto, “el Ministerio va a limitar las competencias de las comunidades autónomas para fijar contenidos propios”.

[/apunte]

La propuesta de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), que modifica parcialmente la de Educación de 2006 (LOE), atribuye al Gobierno central la definición del 65% de las enseñanzas básicas mínimas para las comunidades con lengua cooficial y el 75% para el resto (ahora son el 55 y el 65%, respectivamente), entre otras novedades:

.- Refuerzo transversal de las asignaturas instrumentales: Lengua (castellano y cooficiales), Matemáticas y Ciencias, así como Idiomas, para los que se prioriza la compresión y expresión orales. Habrá una definición homogénea de “educación bilingüe”.

.- El último curso de la Secundaria Obligatoria (ESO) -a la edad teórica de 15 años- se convierte en una “iniciación” hacia el Bachillerato o la FP; habrá apoyos y refuerzos para los alumnos que lo necesiten en segundo y tercero.

El título de graduado en ESO se obtendrá tras superar una evaluación final, con pruebas diferentes para acceder al Bachillerato o la FP. Las calificaciones de la etapa tendrán un valor del 70 % y las de la prueba, del 30 %. Proporcionará datos comparables de centros y CCAA.

.- El Bachillerato se reduce a cinco vías (Ciencias e Ingeniería, Ciencias de la Salud, Humanidades, Artes y Ciencias Sociales). También tendrá una evaluación final (que sustituye a la selectividad), cuyo valor será del 40 % en la nota final, mientras que la calificación media de la etapa tendrá un peso del 60 %. Las universidades podrán fijar requisitos adicionales de acceso.

.- Los alumnos de Primaria pasarán una evaluación en tercero para la detección precoz de dificultades de comunicación lingüística y matemáticas, que podría suponer la repetición de curso si el resultado no es óptimo.

En sexto de esta etapa, otra evaluación con carácter informativo y orientador servirá para comprobar si han logrado las competencias y la viabilidad del tránsito a ESO.

También en Primaria, la materia Conocimiento del Medio se desdobla en Ciencias Naturales y Ciencias Sociales.

.- Los ciclos de Formación Profesional Básica sustituyen a los actuales Programas de Cualificación Profesional Inicial para los alumnos con dificultades a partir de los 15 años. Serán de dos años completos y considerados como educación básica, obligatoria y gratuita.

.- La FP media tendrá materias instrumentales o básicas adaptadas al sector profesional correspondiente y se facilita el paso a la superior a través de optativas.

.- Los centros educativos tendrán autonomía para diseñar e implantar métodos pedagógicos. Los directores necesitarán superar un curso de formación específico. Éstos accederán al cargo en régimen de competencia para evitar la “endogamia”. Los equipos directivos tendrán más capacidad de decisión y responsabilidad en los resultados.

.- Desaparece Educación para la Ciudadanía de Primaria, y se transforma en Educación Cívica y Constitucional en un solo curso de ESO.

.- Las administraciones podrán concertar financiación pública de centros que eduquen separadamente por sexos, siempre que no exista discriminación en la enseñanza.

.- Se potenciará el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).