nacional >

El Congreso congela los salarios de los diputados y reducirá su presupuesto casi un 4%

EUROPA PRESS | Madrid

El Congreso reducirá casi un 4 por ciento su presupuesto para el año 2013, hasta aproximadamente los 85 millones de euros, y congelará otra vez los salarios de los diputados, según informaron a Europa Press fuentes parlamentarias.

Así lo aprobará en su reunión del próximo martes la Mesa de la Cámara Baja, el órgano de gobierno de la Cámara Baja que preside Jesús Posada y donde el PP tiene mayoría absoluta. El año pasado, el presupuesto del Congreso se rebajó un 5,2 por ciento, hasta los 86,9 millones de euros.

Dicho reunión se celebrará un día después de la reunión conjunta de las Mesas del Congreso y Senado, en la que también aprobarán los Presupuestos de las Cortes Generales, donde se encuadran los gastos comunes y de las instituciones parlamentarias como el Defensor del Pueblo o la Junta Electoral Central.

El presidente del Congreso, Jesús Posada, ya había avanzado en una reciente entrevista con Europa Press que al sueldo de los parlamentarios se aplicaría lo mismo que el Gobierno decidiese para los funcionarios y los altos cargos de la Administración.

Casi 5.000 euros al mes

Así las cosas, y como viene sucediendo desde 2009, los diputados mantendrán congelado su sueldo el próximo año. Actualmente, perciben un sueldo base de 2.813 euros, a lo que se suma una indemnización mensual para su alojamiento y manutención (870,56 euros para los diputados de Madrid y 1.823,86 euros para a los de fuera) y complementos en función de la tarea que desempeñen en la Cámara.

En cualquier caso, Posada siempre ha mantenido que los parlamentarios no son unos privilegiados: “Sus sueldos fueron reducidos en un 7,5 por ciento con el Gobierno socialista y luego han estado congelados; cuando llegué de presidente suprimí los fondos de pensiones y ahora se les ha quitado una paga extraordinaria que supone el 8% su sueldo -subraya-. De modo que si se compara con otro país de la UE, privilegios ninguno”.

De hecho, una de las primeras medidas que adoptaron los presidentes del Congreso y del Senado, Pío García Escudero, fue la de suspender la aportación de las Cortes Generales al fondo privado de pensiones del que disfrutaban los diputados y los senadores, lo que ha supuesto un ahorro de cerca de un millón de euros al año.

De la misma forma, la Mesa del Congreso decidió por unanimidad el pasado mes de julio hacer incompatible el sueldo de parlamentario con las pensión indemnizatoria por haber ocupado en la legislatura pasada cargos públicos.

Recortes en obras, viajes y gastos de representación

Al margen de las retribuciones, la idea del Congreso es aplicar la austeridad especialmente en partidas como obras -sólo se harán la estrictamente necesarias-, viajes o gastos de representación. “En el Congreso va a seguir la austeridad, indudablemente. Sabemos que tenemos que hacer sacrificios, pero estamos dispuestos. No se trata de disminuir nuestras actuaciones, sino de gastar mejor y de gastar menos”, adujo en su día Posada.

En el caso del Senado, el presupuesto para el próximo año sufrirá una rebaja del 2 por ciento respecto al del año anterior, cifrado entonces en 53,21 millones de euros, el cual ya había sufrido una reducción del 3,5 por ciento respecto de las cuentas de 2011.