Liga Endesa >

Debutante irregular

CB CANARIAS - DEBUT ACB
Formación del Canarias en su debut en la Primera División. / DA

JUAN S. SÁNCHEZ | Santa Cruz de Tenerife

El CB Canarias regresará este domingo a la Liga Endesa con unos números equilibrados en los partidos inaugurales de las ocho campañas que estuvo en la máxima categoría del baloncesto nacional. El conjunto aurinegro tendrá la oportunidad de desequilibrar a su favor ese balance de cuatro victorias y cuatro derrotas que acumula en su experiencia entre los grandes.

La primera vez que el Canarias saltó a la pista como equipo de la máxima categoría, en aquel entonces la Primera División, fue en la campaña 1981/82. Tras el brillante e histórico ascenso, el grupo que entrenaba Pablo Casado y lideraban Carmelo Cabrera y Larry McNeill recibió en el pabellón del colegio Luther King a La Salle Barcelona, que acabó cayendo por 84-80 con 24 puntos de McNeill, 18 de Richy Bethencourt y 16 de Juan Méndez, que aquel año disputaba su primera campaña en edad sénior.

“No recuerdo muchas cosas de aquel partido, pero sí que me acuerdo de las sensaciones previas, de sentir de verdad que estábamos entre los grandes”, reconoce el palmero, que acabó siendo decisivo en aquel histórico triunfo inicial acertando con varias canastas y algunos tiros libres decisivos. Aquel año, el Velázquez Canarias sumó dos de sus cuatro triunfos totales en los dos primeros encuentros como local, pero “entramos en una dinámica negativa que nos costó el descenso”, admite Méndez.

En el retorno a la máxima competición el equipo lagunero, con el patrocinio de Cafisa, no tuvo la suerte de la primera vez y cayó en la pista del Ebro Manresa por 89-74 aunque en esta ocasión sí que consiguió salvar su puesto en la categoría y repetir experiencia al año siguiente. Ya como Lucky Canarias se produjo uno de los antecedentes del duelo del domingo próximo ante el Estudiantes. Los aurinegros visitaron el polideportivo Antonio Magariños para medirse con un rival potente, instalado entre los grandes y liderado por el espectacular David Russell. El zurdo neoyorquino destruyó la defensa canarista con sus 23 puntos y minimizó el daño que Jeff Jenkins (27 puntos) le hizo durante todo el partido a los estudiantiles, que ganaron por 88-80.

Después de otro descenso y del histórico ascenso en el pabellón Albolote de Granada, el equipo Canarias se estrenó en la temporada 86/87 en casa recibiendo precisamente al Oximesa granadino. Fue el día de la inauguración oficial del Juan Ríos Tejera y aquel equipo entrenado por José Carlos Hernández Rizo y con Eddie Phillips como estandarte, sumó un triunfo contundente (105-78). “Y eso que casi no habíamos entrenado porque el pabellón lo acabaron pocos días antes de que empezara la liga”, recuerda el histórico técnico tinerfeño que califica como “milagroso” aquel estreno del coliseo aurinegro. “Fue todo muy justito. Hasta Eddie vino lesionado aquel año. Llegó de Estados Unidos por la mañana y por la tarde destrozó en un amistoso de pretemporada a Quentin Anderson, aquel americano que tenía el Náutico. Y eso que venía lesionado”, cuenta el técnico Hernández Rizo.

Casi bingo

De los partidos de debut del Canarias en la ACB se recuerda especialmente el del día que el Real Madrid de Petrovic y Fernando Martín pudo iniciar la liga cayendo en el Ríos Tejera. Con 91-93 en el marcador y a cuatro segundos del final, Dan Bingenheimer tenía dos tiros libres para igualar el partido. Bingo, que había anotado 32 puntos encabezando la remontada de un Canarias que perdía 40-57 al descanso, erró los dos lanzamientos. Petrovic (22 puntos) y Martín (20) se marcharon ganando.