BALONCESTO > COPA TOYOTA

Demuestra que será fiel a su estilo

Varias imágenes del encuentro que enfrentó en el Pabellón Santiago Martín al CB Canarias y al Herbalife Gran Canaria. | SERGIO MÉNDEZ


JOSÉ ANTONIO FELIPE | La Laguna

El CB Canarias promete. Los de Alejandro Martínez volvieron a perder con el Gran Canaria, esta vez por 80-85, pero siguieron mostrando que son fieles a un estilo que les ha llevado hasta la Liga Endesa. Queda ser más duro en defensa, más rápido en ataque y, seguramente, bastante cosas más, pero la materia primera está. Y sí, la insularidad se nota mucho a la hora de coger rodaje, de tener partidos de nivel; no es un tópico. El Herbalife Gran Canaria quiso dejar claro que el equipo con más experiencia en Liga Endesa era él. Por ello llegó de inicio un parcial de 2-10 gracias a las transiciones rápidas de Toolson, que se estrenaba ayer de amarillo. El Granca era más veloz, quizás hasta más listo a la hora de atrapar cada balón que, debido a la tremenda humedad del Santiago Martín ayer, se escapaban de la mano de los jugadores.

El parcial siguió creciendo hasta que Alejandro Martínez, con buen criterio, pidió un tiempo muerto con 8-20 en el marcador. Había que parar la sangría, 20 puntos encajados en cinco minutos son demasiados más aún cuando en los siguientes cinco los visitantes solo lograron otros siete.

Eso sucedió porque los aurinegros sacaron mayor agresividad en defensa y tuvieron mayor acierto en campo de ataque. Lampropoulos supo encontrar la vía en el interior del equipo de Alejandro Martínez, quizás su punto más débil hasta el momento.

El marcador final de 22-27 fue aún más esperanzador en el arranque de segundo cuarto. Un triple de Sául Blanco propició que la ventaja fuera de solo un punto, 30-31, pero apareció Javi Beirán para dar réplica al asturiano. Con cinco puntos casi consecutivos suyos obligó otra vez a Alejandro Martínez a parar el duelo. Volvían los diez puntos de diferencia, 32-42.

El Canarias flaqueaba en defensa y no veía canasta con facilidad. Otro parcial de 4-15 llevó el encuentro al 34-46 que trajo otro tiempo muerto con la esperanza de que el panorama cambiara algo. Funcionó, quizás a medias, pues cuando sonó la bocina del descanso el electrónico quedaba con 40-48.

La segunda parte comenzó de mejor forma. Parcial rápido de 4-0 para dejar las cosas en 44-48 antes de que Slokar volviera a mantener una renta cómoda de siete puntos para los suyos. Ni los de Pedro Martínez anotaban ahora tan fácil ni los de Alejandro Martínez daban sensación de verse tan superados.

Ricardo Guillén (qué bueno es en LEB o en Liga Endesa), aprovechó para acribillar desde el triple y acercar a los suyos a seis, 51-57, antes de llevarse un codazo involuntario en el rostro por parte de Uros Slokar.

Pero, al igual que Richi es buenísimo en LEB o Liga Endesa, el Canarias tampoco se rinde jamás, por lo que Jaime Heras decidió que era turno de ver un final apretado y con dos sensaciones triples acercó a los suyos en el marcador a un apretado 61-63. Quedaban diez minutos.

Más veloz que su rival, el Canarias tiró de casta para ponerse por delante de su oponente, algo que no ocurrió, entre otras cosas, porque Scheyer clavó dos triples, uno con dos rivales en el suelo, que sirvieron para que la impotencia que podía sentir el equipo local al ver que la remontada no llegaba fuera aún más latente.

Para colmo de males, Chagoyen vio como le señalaban una antideportiva, lo que aprovecharon los grancanarios para llegar al 69-80. Era imposible la remontada a pesar de un final de infarto en el que los de Alejandro Martínez estuvieron a un paso de forzar la prórroga.

FICHA TÉCNICA

CB CANARIAS, 80
HERBALIFE GRAN CANARIA, 85

Partido correspondiente a la vuelta de la Copa Toyota

CB Canarias: Guillén (10), Richotti (13), Úriz (-), Donaldson (8), Rost (-)- inicial, Biviá (7), Heras (14), Chagoyen (1), Lampropoulos (18) y Blanco (9).

Herbalife Gran Canaria: Newley (12), Toolson (14), Nelson (10), Scheyer (13), Slokar-inicial-, Guerra (1), Bellas (4), Domínguez (2), Paulao (2) y Beirán (17).

Parciales: 22-27, 40-48 (descanso), 61-63 y 80-85 (final)

Árbitros: Arteaga, Araña y Pérez Niz. Sin eliminados.

Incidencias: Pabellón Insular Santiago Martín, lleno. Jorge Garbajosa presenció el partido desde el palco.