Santa Úrsula >

Los ediles rebeldes del PP amenazan a la alcaldesa con un ultimátum

JUAN JORGE ALONSO LUIS PP SANTA URSULA MPP.JPG
El concejal popular Juan Jorge Afonso no ha tenido reparos a la hora de criticar la gestión municipal. / M. PÉREZ

LUIS F. FEBLES | Santa Úrsula

Apenas dos semanas después del último pleno en el que seis concejales del PP presentaron una enmienda al plan de ajuste económico, comandado por la alcaldesa de su mismo partido, Milagros Pérez, los verdaderos protagonistas de lo que ya se conoce como la rebelión de los ediles en Santa Úrsula, denuncian el “desgobierno de una regidora que realiza su labor de espaldas al pueblo” para salvar un pacto al que tildan de “bastante frágil”.

Además, el segundo teniente de alcalde, Juan Jorge Afonso (PP), advierte a la alcaldesa que “redirija el rumbo municipal” o por el contrario, “se tomarán medidas en pocos días” para poner cordura a una situación que “no controla”. En esta línea de conminación, Afonso confiesa que “la relación con la alcaldesa carece de comunicación ya que ha faltado voluntad para advertir un problema que llevamos intentando tratar desde aproximadamente el mes de abril”.

Los responsables populares no se amilanan y dejan claro que priorizarán el interés del municipio y sus votantes a la disciplina de partido. “Hay que ser fieles a nuestro electorado y la misión es denunciar la mala gestión llevada a cabo por Milagros Pérez. Hay que redireccionar la política local o la situación empezará a complicarse”, apunta Afonso.

Mientras tanto, el pacto con el PSOE parece no ser tan fuerte como se asegura desde el sector socialista. No obstante, el presidente de los populares tinerfeños, Manuel Domínguez, confirmó la “absoluta normalidad” en el Ayuntamiento y achacó lo sucedido a un “error de cálculo”.

[apunte]

El pacto, en tela de juicio

El también concejal de Políticas de Empleo, pone en tela de juicio la viabilidad y el mantenimiento del acuerdo de gobierno. “Se está intentado aguantar un pacto en el que se le han dado muchas atribuciones a un concejal que obtuvo solo cerca de 400 votos. No vamos a tolerar que se arruine un municipio por la mala gestión de otros”, señala. Con estas contundentes declaraciones, Afonso no entiende por qué la alcaldesa “prima los intereses del edil socialista, Víctor Hernández, por encima de los vecinos. No me importa lo que pase. Quiero ser fiel a los que con sus votos nos pusieron donde estamos ahora”, apostilla.

[/apunte]