transporte aéreo >

Empleados de Islas prevén denunciar por impago salarial

R. DELGADO | Santa Cruz de Tenerife

La compañía de transporte interinsular Islas Airways, que controla el empresario de origen palmero y presidente del CD Tenerife, Miguel Concepción, no deja de dar quebraderos de cabeza a su plantilla actual (muy diezmada tras el expediente de regulación de empleo -ERE- que afectó a 33 trabajadores) y seguro que también a sus gestores privados.

La compañía competidora de la firma BinterCanarias en vuelos entre las islas no consigue aún solventar sus problemas de liquidez, que en parte derivan de la retención de dinero público que le ha practicado el Ministerio de Fomento ante un posible fraude en el cobro de las bonificaciones a los billetes de residentes (50% del coste del pasaje). Por esta supuesta anomalía, Fomento abrió un expediente de reintegro y además informó del posible fraude a la Fiscalía.

A esos problemas, Islas es muy probable que sume en breve otro de calado: la denuncia judicial de parte de sus trabajadores, incluidos algunos pilotos, por el impago prolongado de sus emolumentos, un periodo sin cobro de los sueldos que, si no se remedia antes, será de tres meses la semana próxima. La situación económico-financiera de la compañía Islas ha motivado numerosos retrasos en la salida de sus vuelos, por falta de limpieza de los aviones, por la negación a ponerles combustibles e incluso por una supuesta huelga de celo de tripulación y personal de tierra. En la actualidad, Islas debe a los despedidos por el ERE nueve días de trabajo y toda la indemnización de 20 días por año trabajado. Además, la empresa tiene problemas para cumplir con sus proveedores, lo que ha propiciado un pero servicio. Concepción no descarta venderla.