Puerto de la Cruz >

Empresas de Emiratos Árabes se interesan por el puerto deportivo

PUERTO DEPORTIVO - PUERTO DE LA CRUZ
La superficie destinada a la construcción del muelle pesquero y deportivo se extiende en cerca de 500.000 metros cuadrados. / MOISÉS PÉREZ

LUIS F. FEBLES | Puerto de la Cruz

Los petrodólares árabes asoman en la ciudad turística. Tal es así que varias empresas de Emiratos Árabes Unidos, una federación situada al sudeste de la península arábiga, en el Golfo Pérsico (en Oriente Medio), se interesan por el proyecto de construcción del futuro puerto deportivo, pesquero y comercial de Puerto de la Cruz, actualmente en concurso de licitación, con un presupuesto de 70 millones de euros.

Tanto el director general de Puertos del Gobierno de Canarias, Juan José Martínez, como el alcalde del municipio, Marcos Brito (CC), confirmaron a DIARIO DE AVISOS esta información, que sitúa a la infraestructura portuaria dentro de los objetivos de las potentes y emergentes empresas árabes.

El responsable regional asegura que “un importante grupo de inversores han puesto sus miras en Tenerife, más concretamente en la ciudad turística, demostrando lo atractivo de un concurso que se amplió seis meses más”. Además, añade, han “contactado con intermediarios de los grupos interesados, pero todavía directamente con ellos no; el interés es real”, afirmó.

Por su parte, el regidor portuense afirma que en una jornada informativa celebrada en la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife para dar a conocer a los empresarios los pormenores del concurso, “había ya personas encargadas de buscar inversión en países de Oriente Medio”. Para Brito, se trata “de una noticia positiva que deja claro las condiciones de una licitación que está en movimiento; esperemos que se traduzca en una realidad que sería fundamental para el Norte de la Isla”.

Cabe recordar, que este periódico anunció hace algunas semanas el interés de empresas nacionales e internacionales por el proyecto, amén de algunas sociedades insulares.

Condiciones

La concesión administrativa de dominio público marítimo terrestre que debe otorgarse, comprende cerca de 500.000 metros cuadrados de superficie y una capacidad de atraque para 700 embarcaciones, después del aumento de 67.000 metros cuadrados en tierra. El pliego de condiciones también estipula que las obras deberán quedar totalmente terminadas en el plazo máximo de ocho años, contando desde su inicio.