La Laguna >

Las fiestas comienzan con el pregón del niño que el Cristo curó de asma

PREGON FIESTAS CRISTO LA LAGUNA
El presidente canario, el obispo, el alcalde, el rector y el esclavo mayor posan junto al pregonero. / SERGIO MÉNDEZ

DIARIO DE AVISOS | La Laguna

El periodista tinerfeño Santiago González, exdirector de Televisión Española, RNE y la RTVC, fue el encargado de leer anoche el pregón de las Fiestas del Cristo de La Laguna. De procedencia orotavense, el prestigioso periodista no dudó en reconocer que le debe mucho a La Laguna y a su Cristo, sobre todo por lo que significó en su lucha contra el asma. Recordó que lejos de irse a Vilaflor, al Sur de la Isla o a Madrid, como le recomendó algún médico, el joven Santiago acudía al Cristo y al doctor Enrique González para calmar su asma.

Ante una nutrida asistencia que abarrotó el salón noble del Ayuntamiento, presidido por las primeras autoridades políticas y religiosas de la región, comentó el pregonero que las fiestas del Cristo “siempre han tenido un entorno especial y multitud de vidas paralelas a las penas que durante años le hemos ido a contar a nuestro querido Cristo, ahora más pálido, por cierto, que cuando me llevaba mi madre para que me curase de mis ataques de asma. Entonces, en los años 70, el pálido era yo y también era a mí a quién más daño hacía el humo de las velas que con el tiempo habían afectado al santuario y al tono de la talla”. Fue este uno de los muchos pasajes de tono personal de un pregón que Santiago González intercaló con maestría con retazos históricos. “Muchos historiadores del arte -señaló- como Yarza Luaces o Hernández Perera, que han intentado con rigor conocer sus orígenes, dicen que procede del norte. La doctora Negrín Delgado, especialista en arte flamenco aclara su origen brabanzón. El doctor Galante Gómez, atribuye su autoría a Luis der Vule pero, son muchos los enigmas que rodean a los orígenes de la obra. El maestro Adrián Alemán fija su llegada en 1520, como obsequio del Duque de Medina Sidonia que lo envió desde Sanlúcar de Barrameda al Adelantado Fernández de Lugo”.

Pero, como no podía ser de otra manera, tratándose de La Laguna, Santiago González también aprovechó su pregón para hacer un retrato de algunos de personajes populares, “como Juan Cachila, el general Fagó, Elvirita -que era como que era como la Lolita Pluma de La Laguna-, el Huevudo y así, familias y nombres o apellidos ilustres del mundo del arte y la cultura hasta nuestros días. Todos, personajes, cada uno a su manera, e independientemente del título porque, como reconocía Ortega y Gasset, a pesar de su opinión sobre las fiestas, el gusto popular sirve para cimentar la cohesión social”.

El periodista de La Orotava Santiago González terminó su pregón con un recuerdo a otros ilustres pregoneros y un agracecimiento a la Ciudad del Adelantado por “acordarse de un villero para leerles un pregón que abre las fiestas del querido Cristo de La Laguna”.