esto no se cobra > Cristina García Maffiotte

La Garriga, puesto avanzado de mando > Cristina García Maffiotte

Vamos a rodear el Parlamento. Que se enteren bien esos sinvergüenzas, esos políticos enchufados, quién manda aquí. Que ya está bien, fuerte caraduras, con sus coches oficiales de lunas tintadas y sus choferes y su móviles y sus dietas y sus pasajes en primera y sus comidas en El Coto de Antonio. Que no, que se van a enterar. Los vamos a rodear y los vamos a dejar a todos dentro. ¿Cómo que un golpe de Estado? ¿Pero me estás llamando fascista? Mira, no te meto una trompada porque eres mujer y llevas gafas y además porque no me gusta la violencia pero parece que te hace falta un cogotazo a ver si entiendes que esto no es un golpe de Estado; es recuperar lo que es nuestro. Y sí, no pongas esa carita, el Parlamento es nuestro y quien lo tiene secuestrado son los políticos, así que vamos a rodearlo hasta que se rindan y lo liberen.

¿Qué dices de que son cargos electos elegidos por los ciudadanos en libre elección? ¡Y una mierda! Que todos sabemos que la abstención fue altísima y que los cuatro gatos que votaron lo hicieron porque son parte de la red clientelar de esta casta política; que son todos la misma porquería y los partidos políticos no son más que nidos de enchufados, carotas sin oficio ni beneficio que solo viven de chupar nuestra sangre, nuestro trabajo y nuestro dinero.

¿Qué cuál es el plan? Pues primero vamos a tomar El Derbi y el Viva María porque es fundamental cortar cualquier posible suministro de cortados de leche y leche, sándwiches de berros y batidos.

El puesto de mando avanzado lo vamos a colocar en La Garriga, porque que luchemos contra este sistema opresor no significa que no valoremos el bocadillo de tortilla, y en el callejón del Combate vamos a colocar unas carpas con música suavita para que los compañeros puedan descansar por turnos. ¿Cómo que para qué vamos a rodear el Parlamento? ¿Pero es que eres tonta o qué? Claro, cómo se nota que eres una periodista vendida al poder, que lo que quieres es criticarnos porque si logramos destruir este sistema que oprime la voz del pueblo y le niega su derecho a tomar decisiones, sabes que acabarás en el paro. En este nuevo amanecer no hay sitio para la gente que no cree que el pueblo tiene el derecho a gobernarse solo.

¿Cómo que cómo? Cada cosa a su tiempo. Lo primero es rodear el Parlamento de Canarias y luego, cuando de puro acojone se rindan y devuelvan el poder al pueblo, montaremos comités ciudadanos y asambleas y haremos un reparto justo y equitativo de los coches oficiales, las dietas, los móviles y hasta de los chóferes. Y ya verás, ya verás la carita que ponen cuando vean que todos vamos a almorzar en El Coto de Antonio. ¡Ja!, se van a enterar.