Gobierno descarta usar el remanente de los 100.000 millones para el rescate

AGENCIAS | Madrid

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha dicho que la línea de crédito de hasta 100.000 millones de euros que destinará la UE a sanear el sistema financiero español se utilizará “estrictamente para la recapitalización de los bancos”.

En una comparecencia tras reunirse con los líderes regionales del PP, De Guindos ha añadido que la cantidad que se destinará a sanear la banca española será “sustancialmente menor a los 100.000 millones de euros”, y rondará los 60.000 millones, en línea con el que avanzó la consultora Oliver Wyman.

Descartado el uso de ese remanente, aún quedaría la opción de la compra de bonos soberanos de España en los mercados secundarios por parte del Banco Central Europeo, tal y como propuso recientemente el presidente de este organismo, Mario Draghi.

“Ni el rescate está más cerca ni más lejos hoy de lo que estaba ayer”, ha dicho De Guindos, quien ha recordado que se trata de un instrumento puesto a disposición por el BCE a cambio de una serie de condiciones.

“España hará lo que tenga que hacer sin precipitarse, con el conocimiento de todos los elementos involucrados en este tipo de operaciones”, ha remarcado.

Desde la Comisión Europea (CE), el portavoz comunitario de Asuntos Económicos y Monetarios, Simon O’Connor, negó ayer que las conversaciones que mantiene con el Gobierno español sean un paso previo a un eventual programa de asistencia financiera, sino que versan sobre el Plan Nacional de Reformas.

De Guindos ha explicado que la negociación de una línea de crédito no tiene que ver con el Plan Nacional de Reformas que aprobará el Gobierno en los próximos días y que contendrá medidas para fomentar el crecimiento económico, la competitividad y la exportación.

Este plan tratará de eliminar las trabas a la actividad empresarial, especialmente en el sector servicios, así como fomentar la unidad de mercado interior e impulsar la exportación, porque, según el ministro, el comercio exterior debe seguir “impulsando la recuperación de la economía española”.

Por otra parte, De Guindos ha señalado que en el tercer trimestre, en contra de lo proyectado por los analistas, el Gobierno no ha visto “un deterioro importante” de la economía respecto al segundo.

La ministra de Empleo y Trabajo, Fátima Báñez, ha asegurado que el Gobierno no acelerará el calendario previsto para que la edad de jubilación legal se eleve a los 67 años en 2027 y ha avanzado que en los Presupuestos Generales del Estado para 2013, “los pensionistas seguirán siendo una prioridad”.

La ministra ha abogado por “el envejecimiento activo de la población”, mediante incentivos a la permanencia voluntaria en el mercado de trabajo, para que la edad real de jubilación se acerque a la legal, y ha dicho que llevarán esta reforma al Parlamento en los próximos meses.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha dicho que la sensación de que España es un “socio creíble” se ha instalado entre las autoridades europeas y ha insistido en que para no perderla es necesario cumplir con los objetivos de déficit fijados por la UE.

Montoro ha ratificado el compromiso del Ejecutivo con la austeridad y con el necesario ajuste fiscal que requiere el país, según informa esta formación en un comunicado.

Los ministros del área económica y social se han reunido hoy con los presidentes provinciales del PP en la sede nacional del partido, antes de que el Gobierno presente la próxima semana los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2013, que podrían contener un ajuste de hasta 40.000 millones de euros para alcanzar los objetivos de déficit