hurtos comercio >

El Gobierno estudia endurecer las penas por hurto en el comercio

EUROPA PRESS | Madrid

El Gobierno estudia una posible modificación de la legislación penal para endurecer las penas por hurto, a fin de que, como reclaman los pequeños comerciantes, tengan carácter disuasorio, según ha afirmado el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz.

Tras la conferencia sectorial de comercio interior, García-Legaz informó de que la Secretaria de Estado de Comercio ha trasladado al Ministerio de Justicia la queja de los comerciantes acerca de que este delito “no está suficientemente penalizado” en España y señaló que será este Departamento el que tendrá que pronunciarse al respecto.

En todo caso, ha manifestado su apoyo a una legislación “más disuasoria” para que el pequeño comercio “esté más protegido”, ya que al existir penas reducidas suele haber reincidencia. “Se trata de luchar contra la indefensión de los pequeños comerciantes frente a quien se dedica al hurto de forma profesional”, apuntó.

La seguridad en el comercio es uno de los diez ejes que recogerá el nuevo Plan de Apoyo a la Competitividad del Comercio, que el Ministerio de Economía y Competitividad ha propuesto a las comunidades autónomas una vez que este año concluye la vigencia del plan 2009-2012.

García-Legaz detalló que una de las principales líneas de actuación del nuevo programa se centrará en la innovación y, concretamente, en la incorporación del pago electrónico en el pequeño comercio “a gran escala”.

“España quiere liderar el pago a través del móvil en el pequeño comercio”, destacó, antes de subrayar la importancia de este instrumento para aprovechar el potencial del turismo de compras.

Oportunidad para jóvenes desempleados

Asimismo, se favorecerá el relevo general en el comercio para que jóvenes desempleados se encarguen de negocios con propietarios que se jubilan. “El comercio es un nicho de oportunidad para el autoempleo en jóvenes desempleados”, apuntó.

Por otro lado, el plan incluirá medidas para impulsar los centros comerciales abiertos para evitar que desaparezca el tejido comercial en los centros urbanos, así como para abordar el problema de las dificultades de acceso al crédito. El secretario de Estado de Comercio subrayó que las líneas ICO que se han puesto en marcha este año “están siendo positivas” y están beneficiando “a miles de comerciantes”.

El nuevo Plan de Apoyo a la Competitividad del Comercio, que entrará en vigor en enero de 2013, incluirá asimismo medidas para reactivar la demanda en el sector y favorecer la internacionalización, entre otras.