Nacional >

El sistema de financiación autonómica se reformará esta legislatura

EFE / YAZMINA ROZAS | Madrid / Santa Cruz de Tenerife

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, anunció ayer que el Ejecutivo evaluará y reformará en esta legislatura el modelo de financiación autonómica. Sáenz de Santamaría se pronunció así, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, al ser preguntada sobre la posibilidad de reformar el modelo de financiación. Una cuestión que, dijo, se abordará en la Conferencia de Presidentes del próximo día 2 de octubre.

Durante la reunión mantenida el pasado jueves entre los presidentes del Ejecutivo y de la Generalitat, Mariano Rajoy y Artur Mas, respectivamente, Rajoy garantizó a Mas que revisaría el modelo de financiación autonómica, aunque le advirtió de que su propuesta de pacto fiscal no es compatible con la Constitución.

La vicepresidenta precisó que son bastantes las comunidades que consideran que el modelo de financiación, tal y como fue diseñado, “no es el mejor”, y recordó que el PP no apoyó ese sistema.

En ese sentido, afirmó que el Gobierno ha invitado a la Generalitat de Cataluña a participar en la evaluación y reforma del modelo de financiación dentro de un “marco de colaboración leal” y desde el “entendimiento”. La vicepresidenta descartó anticipar los criterios sobre los que se regirá la reforma, porque, dijo, primero habrá que evaluar el actual, analizarlo, y ver qué problemas está generando que resulten contrarios a la “cohesión social”. “Una vez que se tenga esa evaluación se podrá decidir cómo se corrige”, añadió.

La vicepresidenta apuntó que la cuestión se abordará con los presidentes autonómicos en la próxima Conferencia de Presidentes, y adelantó que para prepararla mantendrá una reunión con los consejeros de Presidencia de las diversas autonomías, encuentro que está previsto se celebre el próximo lunes.

“Perverso”

El portavoz del Gobierno canario, Martín Marrero, afirmó ayer que el Ejecutivo se “congratula” de que el Estado “reconozca” que el actual sistema es “radicalmente injusto y perverso” e indicó que las palabras de Sáenz de Santamaría confirman la demanda del presidente regional, Paulino Rivero.

Sin embargo, Marrero apuntó que, más allá de este reconocimiento, debe establecerse un calendario concreto de trabajo porque “hay que introducir las correcciones cuanto antes”. “No nos vale con que se hará a lo largo de la legislatura”, enfatizó.
Añadió que, además, esta revisión no supone una “concesión” del Ejecutivo central a las comunidades, ya que por ley este sistema se debe revisar cada cinco años, lo que se cumple en 2014.

Cuestionado sobre si el Gobierno se plantearía movilizar a la sociedad y al ámbito empresarial y sindical caso de que el Estado dilatase esta reforma, señaló que no corresponde al Ejecutivo convocar movilizaciones. “Debería ser la sociedad la que reaccionara, sería lo deseable, pero no se va a dictar lo que hay que hacer”, añadió.