X
reforma financiera >

De Guindos afirma que de haber estado en vigor su reforma habría permitido resolver “antes” la crisis financiera

   

EUROPA PRESS | Madrid

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha instado este jueves al PSOE a votar a favor de la convalidación del decreto de Reestructuración y Resolución de Entidades de Crédito en el Pleno del Congreso, afirmando que de haber estado en vigor una normativa de estas características habría permitido resolver “antes y mejor” la crisis de algunas entidades financieras.

Durante su primera intervención en la sesión plenaria, De Guindos ha explicado los principales cambios que incluye el decreto: se fijan los procedimientos de reestructuración o resolución de las entidades con problemas, se regula el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), se “refuerza” la protección de los inversores, se crea el ‘esqueleto’ legal del ‘banco malo’ y se define cómo repartir los costes de las reestructuraciones, además de limitarse las retribuciones de entidades con ayudas o elevarse los requerimientos de capital.

“Este decreto es un hito fundamental en nuestro ordenamiento. De haber contado con un instrumento jurídico como éste antes podríamos haber resuelto antes y mejor muchas situaciones de las entidades financieras españolas. De haber dispuesto de esta herramienta, el coste global para todos españoles habría sido seguramente mejor y podríamos haberlo realizado sin acudir al programa de asistencia europea. Y también se habría evitado la venta de productos complejos a los ciudadanos”, ha asegurado el ministro.

Además, el titular de Economía ha subrayado que con este decreto se introduce en la normativa española una directiva actualmente en discusión para regular el sector financiero a nivel comunitario, y se da cumplimiento a muchas de las medidas incluidas en el Memorándum de Entendimiento (MoU) acordado con Bruselas para acceder al rescate bancario, además de suponer un “apoyo a la sostenibilidad del euro”.

Todo ello para conseguir “minimizar” el coste que este tipo de situaciones tiene para los contribuyentes, para proteger a los depositantes de las entidades y para “atajar el problema principal” del sector, que es la “irreal valoración de activos inmobiliarios”. “El Gobierno sienta las bases para una actuación definitiva”, ha remachado.

Próximos hitos

A renglón seguido, De Guindos ha apuntado que durante este otoño el Gobierno seguirá trabajando en “otros pasos previstos en el MoU” y desarrollará los reglamentos pendientes.

También en los próximos meses se avanzará en la valoración de las necesidades de recapitalización de cada entidad bancaria partiendo de los análisis de los evaluadores independientes que contrató el Gobierno para este fin, que harán públicos los resultados de sus pruebas de resistencia “a finales de septiembre”.

“Esas necesidades banco a banco no tendrán por qué coincidir con las inyecciones necesarias, porque algunos bancos podrán financiarse por sí mismos”, ha matizado el ministro, precisando por último que las entidades del grupo 1 deberán aprobar sus planes de reestructuración a principios de noviembre para poder recibir después la inyección de capital; las del grupo 2 tendrán de plazo para presentar a la CE su plan de reestructuración hasta final de año; mientras que las del grupo 3 contarán hasta junio para demostrar que pueden hacer frente a sus necesidades sin apoyo público.

“Este decreto y los otros dos (aprobados por el Gobierno del PP) llevarán a un sector financiero más eficiente, más ordenado e integrado, y con entidades más solventes. Así podrá volver a dar crédito”, ha pronosticado por último el ministro de Economía.