desaparaciones >

Los huesos de Jinámar se analizarán de nuevo para tener más certezas

EFE | Las Palmas de Gran Canaria

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha dicho hoy que el nuevo análisis a los restos óseos hallados en 2010 en un pozo de Jinámar (Gran Canaria) mientras se buscaba a la joven Sara Morales y que entonces se atribuyeron a pequeñas aves, se hará para tener “más certezas” de su origen.

Cosidó ha insistido en que ha sido el investigador del caso el que ha pedido un nuevo análisis óseo y ha señalado que en esta decisión “no tiene nada que ver” el hecho de que en el caso de Sara Morales hayan intervenido especialistas que también han participado en la búsqueda de los niños de Córdoba Ruth y José.

Ignacio Cosidó ha confirmado que a los huesos hallados en Gran Canaria no se les practicó en su día un análisis de ADN y ha reiterado que la Policía “no abandona nunca casos de esta gravedad, que generan una lógica demanda social”.

“Cuando uno no está resuelto, se persevera y se hacen todas las gestiones posibles para tratar de esclarecerlo”, ha aseverado.

Cosidó ha destacado que la Policía Judicial española y la de investigación son “de un muy alto nivel” y emiten cada año más de 100.000 informes “que en muy contadas ocasiones pueden ser cuestionados en sede judicial”.

Así, ha afirmado que “esa calidad le da una enorme fiabilidad al trabajo que desarrolla el cuerpo”.

El director de la Policía ha explicado que cuando son necesarios algunos peritajes especializados en cualquier cuestión, es el propio cuerpo el que, en ocasiones, solicita esos dictámenes que pueden aportar alguna luz sobre esas investigaciones.

A requerimiento de los investigadores, cualquier informe o dato que pueda ser de interés, inmediatamente se intenta obtener para esclarecer los casos, ha referido.

Sobre las desapariciones de Córdoba, Cosidó ha recordado que el juez ha declarado el secreto sumarial sobre el caso y ha informado de que “no hay un resultado definitivo de ese cuarto informe que el juez ha encargado, junto a otras diligencias encaminadas a tener la absoluta certeza de que los restos aparecidos en aquella hoguera pudieran tratarse, o no, de los niños” Ruth y José.