Candelaria >

Javier Rivero: “En el presupuesto hay cantidades inferiores a las ya ingresadas”

NORBERTO CHIJEB | Candelaria

A Javier Rivero, concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Candelaria, no le sorprendió que hace una semana el grupo municipal de Coalición Canaria presentara una serie de reclamaciones al presupuesto municipal de 2012 con intención de que sea retirado pese a la aprobación del mismo por el grupo gobernante socialista. “Ya lo advirtieron en el último pleno, y como entonces”, afirma Rivero, “le podemos decir que desestimaremos esa retirada”, advirtiendo que ese presupuesto cuenta “con el respaldo del interventor”, en contra de lo que afirma Coalición Canaria.

Rivero va más allá, al avanzar que en ese presupuesto realizado a mitad del año “se hicieron previsiones de lo que ya estaba ingresado, extrapolando ingresos mensuales hasta diciembre” y hoy podemos garantizar que “en el presupuesto hay expuestas cantidades inferiores a las ya ingresadas”, aunque dejó claro que hay impuestos, como el IBI, que hay que presupuestar su cobro, pero que “en muchos casos tenemos que ejecutar al año siguiente bajo el embargo de declaraciones de renta, por ejemplo”. “En ningún caso”, manifestó Rivero, “existe una insuficiencia en los ingresos con relación a los gastos, como afirman los nacionalistas”. No negó el concejal que la deuda financiera sea similar al presupuesto -unos 18 millones de euros- algo que no consideró “un drama” porque “cuando tu tienes una hipoteca de 240.000 euros, por ejemplo, la puedes pagar en veinte o treinta años”. Reconoció que de esos 18 millones de deuda, una parte son de avales de las empresas municipales y 11 millones en préstamos. El edil espera que los avales se puedan ir descontando en breve gracias a la venta de la promoción de viviendas que ya se están terminando.

También advirtió el concejal de Hacienda e que el Ayuntamiento candelariero tiene que devolver al Estado unas cantidades recibidas en 2008 y 2009, por obras no culminadas.

Remanente

Javier Rivero no esconde que la situación económica del Ayuntamiento no atraviesa por su mejor momento, sobre todo porque “nos costará Dios y ayuda enjugar el remanente negativo”, pese a que “lo hemos bajado en dos años de 5,2 millones de euros a 3,6 millones”, señaló el concejal, que también tiene la intención personal de rebajar, si sus compañeros de grupo municipal no se oponen, el Impuesto de Bienes e Inmuebles (IBI), “aunque luego, en la práctica, como ocurrió este año, nuestro vecino no lo note por el incremento del cuatro por ciento del Gobierno estatal”, finalizó el responsable de la hacienda municipal.