Puerto de la Cruz >

La Mancomunidad del Valle lleva más de cuatro meses sin reunirse

GABRIELA GULESSERIAN | Puerto de la Cruz

La Mancomunidad del Valle, integrada por los ayuntamientos de La Orotava, Puerto de la Cruz y Los Realejos, lleva más de cuatro meses sin reunirse pese a los esfuerzos por reactivarla y a que durante el encuentro celebrado en marzo en el Ayuntamiento de Los Realejos, se acordó que se “las reuniones serán mensuales e irán rotando por municipios”.

Aunque los alcaldes portuense y realejero, Marcos Brito y Manuel Domínguez, lo achacan al periodo estival, lo cierto es que la última vez que representantes de las tres corporaciones se sentaron a debatir sobre el ente supramunicipal fue el 27 de abril en Santa Úrsula, a casi tres meses de empezar el verano.

“Los alcaldes del Valle no se han reunido porque no tienen actualmente unos estatutos por donde regirse”, asegura el primer teniente de alcalde de La Orotava, Francisco Linares.

La idea es que este reglamento, que está siendo elaborado por los técnicos y que estipulará las normas de funcionamiento y rutas de trabajo a seguir, esté listo en octubre y pueda ser estudiado y aprobado por las tres corporaciones. Una vez cumplido este paso, se retomarán los proyectos pendientes, entre los que se encuentran la depuración de aguas y la presentación conjunta de iniciativas para la creación de empleo. Francisco Linares sostiene que las nuevas medidas de ajuste y la Ley de Estabilidad Presupuestaria no condicionarán la continuidad de la Mancomunidad del Valle “siempre, claro está, que demuestre su solvencia económica, ya que estos organismos se crean para compartir ahorro”.

Mucho más cauto se muestra Marcos Brito quien apunta que “hay que estudiar muy bien este asunto”.

Por su parte, Manuel Domínguez cree que sí puede hacerlo dado que el plan de ajuste del Gobierno central pretende una reducción de las administraciones “y las mancomunidades se pueden entender como administraciones paralelas”.

No obstante, el también presidente insular del PP considera que Canarias “tiene características específicas que deben ser valoradas y apoyadas”.

En cualquier caso, y pese al tiempo que ha pasado desde la última reunión, los tres alcaldes insisten en apostar por sacar la Mancomunidad adelante.