LA OROTAVA > Feria de Pinolere 2012

Una pasión hecha arte

En La Orotava se dieron cita zurroneros, marroquineros, productores de calzados o zapateros y otros oficios en donde la piel era el principal protagonista. | MOISÉS PÉREZ


ENRIQUE TOSTE | La Orotava

En la Feria de Pinolere 2012, en La Orotava, se dan cita zurroneros, marroquineros, productores de calzados o zapateros y otros oficios en donde la piel es la protagonista principal de una verdadera obra de arte. Para muchos, son un puro hobby. En cambio, para otros, es una fuente de ingresos importante.

Horas, días e, incluso, semanas es el tiempo en el que José Cayetano Alonso se pasa en su máquina de coser construida por él mismo, para fabricar con sus manos experimentadas un simple maletín. Este artesano es marroquinero desde hace más de dieciocho años, al igual que experto en el trabajo con el cuero. “Corría el año 1923 cuando fue inaugurada la fábrica de los Hermanos Dorta, en donde trabajaba mi abuela, quién me enseñó todo sobre este oficio”, apunta Alonso.

Este amante de la artesanía y de las costumbres canarias reconoce la importancia de un escaparate como Pinolere. No es un artesano cualquiera ya que al contrario de muchos, tiene “un estilo diferente” al realizar un cocido singular y poco conocido llamado guarnicionero. Él ha querido dar a conocer su labor a través de la conformación de una marca llamada Tenerife Piel, pasión y arte por el cuero. Por ello, junto a su mujer recorre las diferentes ferias del panorama regional para exponer sus productos y los valores que desde pequeño le han inculcado.

Esta edición ha logrado reunir a los mejores marroquineros de todas las Islas. Otro de ellos es Saturnino Rodríguez, un grancanario que lleva cerca de 25 años en la profesión, y más de 15 asistiendo siempre a esta ineludible cita con la artesanía.


La mejor del Archipiélago

Para Rodríguez, es “de las mejores de Canarias”. Principalmente, trabaja con piel de vaca para construir bolsos aunque tarda en muchas ocasiones un día completo para ello. La mayoría de los artesanos no son ajenos a los problemas económicos que afecta a la sociedad canaria, pero su afán de superación y su encomiable labor hacen que pese a todo, siempre salgan adelante.

Pinolere es un ejemplo de muestra en la que pese a las dificultades económicas, siempre será un referente en todo lo relacionado con la artesanía.