tenerife > sur

El plan para ordenar la acuicultura estará listo a mediados de 2013

JAULAS MARINAS
Todas las jaulas de acuicultura en Tenerife se localizan en áreas del Sur. / DA

NICOLÁS DORTA | Arona

El Plan Regional de Ordenación de la Acuicultura en Canarias (PROAC), que tan necesario es para que el sector no se desmorone, podría estar aprobado el próximo año (finales del año 2013 como fecha límite), aproximadamente a la mitad, tras superar unos trámites, que se han hecho largos, cuatro años, para su puesta en funcionamiento. Al menos esa es la intención del consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, Juan Ramón Hernández, en comparecencia parlamentaria ayer.

El responsable del organismo autonómico indicó que esta planificación busca tener un carácter “abierto”, en el sentido de recoger aquellas condiciones que “contemplen los nuevos conocimientos sobre el medio marino y las nuevas técnicas de producción, así como las propias necesidades de desarrollo y promoción de la acuicultura en el Archipiélago”.

Mientras, los acuicultores, los que quedan, tras un bajón generalizado de esta actividad en Canarias, consideran clave que el PROAC se ponga en marcha, además de que que se elimine o minimice el impuesto que se paga por la adquisición de pienso, comprado fuera ya que la empresa de aquí quebró.

“Es clave para el sector que se ordene debidamente la actividad y yo soy optimista para que las cosas se vayan recuperando”, dijo ayer a DIARIO DE AVISOS el empresario de acuicultura, Carlos Rondón, quien asegura que en Tenerife todas las jaulas, un total de cuarenta activas en estos momentos, se sitúan en el Sur, en Los Cristianos y en Costa Adeje. El resto, Guía de Isora (zona de Abama y Playa de San Juan) y Los Gigantes (acantilados), han desaparecido. Han quebrado las empresas y se han llevado los barcos.

Tampoco existen ahora asociaciones o colectivos que velen por la seguridad del sector. El encargado de fomentarlo es el Cabildo y de regularlo el Gobierno de Canarias. “Estamos pasando un año un poco mejor que el anterior, produciendo en la isla entre 1,5 y 2 millones de kilos de pescado (de las especies dorada y lubina), de los que una parte se exporta a la Península y el resto se vende en las Islas”, dijo este empresario de la acuicultura.

De crear polígonos o zonas enmarcadas para colocar las jaulas, para algunos, un impacto medioambiental y para el turismo, se lleva hablando mucho tiempo, pero sin el PROAC no hay nada que hacer.

Zonas específicas

Ayer, el Gobierno autonómico volvió a insistir que el principal objetivo es crear el marco administrativo para gestionar eficazmente la actividad acuícola dentro de las zonas específicas para su desarrollo, teniendo en cuenta que el propio concepto de ordenación debe consistir en regular las actividades acuícolas desde una doble vertiente, es decir, permitiendo e incentivando la obtención de productos, y al mismo tiempo teniendo en cuenta la necesaria conservación y protección del medio y de los recursos.

Cabe señalar que en febrero del pasado año el Gobierno de Canarias declaró la caducidad del procedimiento de formulación del PROAC y acordó la reproducción de la iniciativa, conservando los trámites efectuados hasta el momento.

Dicha reproducción, habilitaba un plazo de 18 meses para poder concluir el Plan con posibilidad de establecer otra prórroga de nueve meses más hasta su caducidad. Se espera que el año 2013 sea el definitivo, por el bien de todos.

[apunte]

Delimitado por la Ley de Pesca canaria

Actualmente el Plan se encuentra en la fase de elaboración de un documento de aprobación provisional -en la fase segunda de la tramitación necesaria-, teniéndose prevista su remisión a la Cotmac para finales del presente año y su aprobación para finales del segundo trimestre del año 2013. La previsión para la conclusión del mismo, hasta que se apruebe definitivamente, se estima para el tercer trimestre de 2013.El ámbito objetivo del Plan como instrumento de ordenación viene delimitado por la Ley de Pesca de Canarias en la que se especifican los aspectos sobre la acuicultura que, como mínimo, han de ser desarrollados a través de dicho programa.

[/apunte]