Sucesos >

La Policía Nacional desmantela una red que introducía inmigrantes en Ceuta

EUROPA PRESS | Ceuta

Miembros del Cuerpo Nacional de Policía de la Jefatura Superior de Ceuta, especializados en la investigación de redes dedicadas al tráfico ilegal de inmigrantes, han desmantelado una red compuesta por tres personas -dos hombres y una mujer-, que supuestamente introducían en la Ciudad Autónoma a inmigrantes escondidos en dobles fondos de vehículos, con los que cruzaban la frontera con Marruecos de El Tarajal. Las investigaciones han confirmado que la red cobraba a cada inmigrante 3.000 euros, y se les imputa, al menos, el paso ilegal de 22 inmigrantes.

Según han informado fuentes policiales a Europa Press, las investigaciones se iniciaron el pasado mes de agosto, “ante las fundadas sospechas de que podía encontrarse en Ceuta una organización que facilitaba la entrada a la ciudad de inmigrantes”. Unas sospechas que, según estas mismas fuentes, se corroboraron a principios de septiembre cuando fue “interceptado un subsahariano escondido en un vehículo cuando pasaba el puerto fronterizo”.

Así, este hallazgo llevó a las fuerzas policiales a “detectar” a tres personas como posibles componentes de la red. Seguidamente, se procedió al registro de sus domicilios con orden judicial, donde se les intervino 60.000 euros, numerosas joyas, cuatro vehículos, uno de ellos preparado con dobles fondos, “y documentación suficiente que los implica en este negocio clandestino, entre ellos documentos de compras de terrenos en Marruecos así como un libro de contabilidad donde se llevaba de forma pormenorizada, deudas, pagos, días y horas de su actividad ilegal”.

El ‘modus operandi’ consistía en contactar con los inmigrantes subsaharianos en la vecina ciudad marroquí de Castillejos “donde miembros de la red introducían al inmigrante en el vehículo adaptado en la parte del salpicadero, para posteriormente pasarlo por la frontera en horas generalmente nocturnas”. Una vez en Ceuta, “lo dejaban en algún lugar alejado y le daban cinco euros para que cogieran un taxi”. Las investigaciones continúan y los tres detenidos han quedado a disposición judicial