La Palma > educación

Las privatizaciones planean sobre las escuelas infantiles de La Palma

GUARDERIA BREÑA BAJA
Las escuelas infantiles, pese a la subida de las cuotas a las familias y los ajustes presupuestarios, siguen luchando por sobrevivir. / da

EUGENIA PAIZ | Santa Cruz de La Palma

Las restricciones económicas en los ayuntamientos palmeros se imponen sin reservas sobre algunas de las políticas sociales defendidas durante las últimas dos décadas por nacionalistas, socialistas y populares.

El modelo de gestión pública con el que se ha dado respuesta a cientos de familias palmeras comienza a tambalearse y se habla abiertamente de la posibilidad de privatizar estas escuelas infantiles, un asunto que ha llegado ya al foro de la comisión insular de la Federación Canaria de Municipios.

La subida de las cuotas a las familias para intentar cubrir un 33% de los gastos generados por estos servicios, tras conocer los representantes palmeros en la Comisión de Educación y Cultura de la Fecam, que no llegarían fondos regionales de la Consejería de Educación a La Palma para asumir sus propias competencias, no solucionan el problema de la financiación.

El Ayuntamiento de Puntallana, cuyo grupo de Gobierno expone por boca de su concejal de Asuntos Sociales, Goretti Rojas, que “vamos a luchar para mantener el servicio”, también reconoce que “estamos tratando de salvar la escuela infantil pero antes de pensar en cerrar el servicio, se privatizaría y tenemos sobre la mesa algunas propuestas en este sentido”. Ese cambio en el modelo de gestión se impondría, eso sí, conscientes de que se trata de una decisión incómoda y bastante impopular. Breña Alta y Breña Baja descartan de momento acudir a esta formula, pero reconocen que es algo sobre lo que han hablado en clave interna y que les cuesta reconocer en público para evitar descontento y mayor incertidumbre entre los usuarios.

El mayor coste en servicios de Puntallana, según los datos facilitados por Rojas, es la escuela infantil, que requiere de algo más de 80.000 euros anuales para sobrevivir. En este caso, el servicio “se mantendrá en las actuales condiciones hasta diciembre” , lo que “no quiere decir que no vaya a seguir funcionando en enero, pero tendremos que ver cómo lo hacemos porque no tenemos margen de maniobra”.

Pese a todo el mensaje es claro: “No queremos privatizar pero es una opción y tenemos que luchar hasta el final para mantener el servicio”. En el caso de la escuela infantil de Breña Baja los costes son superiores, de un total de 318.000 euros, de los que solo se recaudan a través de las familias y tras una subida de las cuotas, 32.000 euros.