cd tenerife >

Los problemas que vienen

MIGUEL CONCEPCIÓN
Miguel Concepción ya ha advertido acerca de las dificultades económicas que pueden darse. / DA

ÓSCAR HERRERA | Santa Cruz de Tenerife

La crisis acucia y avanza. El deporte la acusa de la misma manera que otros sectores de la sociedad, tan amenazados por las restricciones pecuniarias. Lejos de una liga profesional que te ofrece ingresos por televisión, quinielas, y más publicidad se hace todavía más difícil.

En el caso del CD Tenerife, la situación es asfixiante, pero no tanto como la de otro de los históricos de la categoría, como es la de la UD Salamanca. En la capital charra están asustados, su equipo de fútbol puede echar el cierre antes de lo previsto. Si en el Tenerife hay cierto margen de maniobra, en el Salamanca sucede todo lo contrario.

En el caso de que en estas próximas semanas no entre capital, la disolución de la entidad charra será un hecho inminente.

Sin llegar apenas a los 4.000 abonados, los ingresos no se divisan. Los administradores concursales ya han dado la voz de alarma y advierten de que si no hay una entrada de ingresos o previsión de los mismos antes del 30 de septiembre, el club tendría que tomar la dura decisión de desaparecer. La alarma es lógica. A la espera de la llegada de algún grupo inversor que inyecte capital, la cuenta atrás ha comenzado.

Entidad local

Por fortuna en la entidad blanquiazul no parece que esa situación se llegue a producir, ni a medio ni a largo plazo. Eso sí, el presidente ya ha avisado de que podría haber dificultades para el pago de las nóminas si el Gobierno de Canarias no agiliza y cumple las cantidades adeudadas del ejercicio pasado. Algo que a día de hoy parece difícil de cumplir por parte del Ejecutivo de Paulino Rivero.

El director general de Deportes del Gobierno canario, Ramón Miranda, declaraba hace poco que “cumplirían con el Tenerife entre septiembre y octubre”, eso sí, matizó que siempre y cuando “no hubiera problemas de tesorería en las cuentas públicas”. Habrá que esperar todavía unas semanas, pero los números no salen. Ni los del Gobierno, ni los del Tenerife. Los presupuestos no dan para más en ninguno de los casos. Con el añadido de la suspensión del contrato de patrocinio para esta temporada.

Negociaciones

Miguel Concepción está a la espera de poder cerrar este capítulo al tiempo que sigue negociando con los responsables de CajaCanarias-CaixaBank: “Con CaixaBank hemos abierto una línea de colaboración, y con CajaCanarias está pendiente el cobro de la cantidad de la temporada 2011-2012”, señaló hace tres días el presidente. “Estamos esperando un encuentro con ellos para resolver, de la forma más factible posible, esas cantidades pendientes”.

En este punto, no se esperan complicaciones ya que las relaciones con dichas entidades financieras es excelente, como remarcó Miguel Concepción, “ellos siempre han cumplido con este club y han tenido un gran compromiso”. Aún así el panorama es muy incierto.

Ascenso

Esta temporada es clave, desde el punto de vista deportivo, para lograr en junio un ascenso que, aunque no resuelva del todo la situación económica del CD Tenerife; por lo menos palie, de algún modo los escasos recursos que ofrece estar lejos del fútbol profesional. En el Callejón del Combate lo saben aunque no lo expresen de esa manera.

El ejemplo del Salamanca, es demasiado cruel como para no tenerlo en cuenta para evitar que en la Isla ocurra algo similar en un futuro no muy lejano.