liga endesa >

¡Qué espectáculo!

PRESENTACION LIGA ENDESA
El público disfrutó de la espectacularidad de los ganadores del concurso de mates y triple. / EFE

JOSÉ ANTONIO FELIPE | Madrid

La Liga Endesa es otra cosa, es una competición a nivel mundial, como ayer quedó perfectamente plasmado en el acto de presentación llevado a cabo en Madrid. Organización perfecta, un espectáculo digno de ver y la sensación de que el CB Canarias ha llegado a la categoría que Tenerife merece por tradición y afición a este deporte.

La sede central de Endesa en la capital de España volvió a ser el escenario del concurso de mates y triples, antesala que sirve para dar el pistoletazo de salida a la competición, justo después de que un representante de cada equipo desfilara por el imponente hall de la empresa energética. Ricardo Guillén, jugador con más partidos en la categoría de todo el CB Canarias, fue el hombre designado para estar al lado de jugadores de la talla de Rudy Fernández, Juan Carlos Navarro o Andrés Nocioni.

No era el único tinerfeño

Pero Tenerife no estaba representada únicamente por Guillén. Cuando Marcus Slaughter, todo un showman, se disponía a hacer su primer mate del concurso, Sergio Rodríguez apareció en escena para ayudar a su nuevo compañero de equipo.

Slaughter, uno de los preferidos por los allí presentes por su simpatía, se quedó con las ganas, ya que fue James Gist, todo un espectáculo que juega en Unicaja de Málaga, el que logró llevarse el gato al agua. El otro galardonado del día fue Sergii Gladyr, jugador del Fuenlabrada, que se impuso en el concurso de triples a, entre otros, Rudy Fernández, jugador que, junto a Juan Carlos Navarro, acaparó todas las miradas. Acabados los concursos llegó el momento para poder departir con todos y cada uno de los allí presentes. Los representantes de Estudiantes ya conocen al equipo de Alejandro Martínez. Germán Gabriel admitió que “ya hemos visto algunos vídeos”, antes de matizar que “jugadores como Richi, como Jakim, o como Saúl son de sobra conocidos para todos nosotros, sabemos que tienen calidad y que no será sencillo”, admitió. Lo mismo consideraba un Carl English que aseguró sonriendo que espera estar “mejor”, en el partido con el Canarias “que en el concurso de triples”.

La afición canarista

Pero la gran protagonista para los jugadores de uno y otro equipo es la afición canarista. Juan Carlos Navarro, posiblemente el mejor jugador de la historia de España. admitió tener “muchas ganas”, de poder visitar nuevamente Tenerife y comparó a la afición aurinegra con la del Herbalife Gran Canaria.

“Creo que son similares por el calor de la gente y la presión en sus pabellones. Recuerdo que en Gran Canaria hemos sufrido alguna derrota dolorosa porque no es sencillo jugar en las Islas”, indicó antes de mandar un mensaje a la afición del CB Canarias: “Que disfruten mucho de la Liga Endesa. Que sean partícipes de todo lo que haga su equipo”, subrayó.

Satisfecho se pudo ver a José Luis Sáez, presidente de la Federación Española, al apuntar que por fín el Canarias está “en el lugar que se merece por club y afición”. Ese lugar es junto a las estrellas, en la Liga Endesa de 2012-2013.

[apunte]

Con más estrellas nacionales

Quizás por aquello de que muchos jugadores referencia han emigrado a Rusia y Turquía, la presentación ayer de la Liga Endesa tuvo un claro color nacional. De los 18 jugadores invitados, 12 eran españoles: Jordi Trias, Juan Carlos Navarro, Richi Guillén, Rafa Martínez, Alberto Corbacho, Rudy Fernández, Javi Salgado, Berni Rodríguez, Fran Vázquez, Xavi Rey, Germán Gabriel y Pablo Aguilar. Además, de entre los clubes denominados grandes, solo el Caja Laboral tuvo un representante extranjero, como fue el caso del argentino Andrés Chapu Nocioni. Precisamente ayer una de las preguntas más recurrentes era la de si la Liga Endesa ha bajado mucho el nivel deportivo con respecto a otros cursos. La respuesta, casi unánime, es que, a pesar de algunas fugas de jugadores, el nivel general y competitivo no ha descendido y sigue siendo la más igualada de Europa y la que tiene un mayor número de equipos con capacidad para competir en la élite.

[/apunte]