Rechazo institucional al recorte de las subvenciones al transporte

PLENO CABILDO LA PALMA
El primer pleno del curso político sacó adelante dos acuerdos institucionales. / DA

EUGENIA PAIZ | Santa Cruz de La Palma

El Cabildo palmero se apresuró ayer, en el marco de la primera sesión plenaria celebrada en el inicio del nuevo curso político, a rechazar taxativamente la posibilidad de aplicar recortes en las subvenciones al transporte de los residentes canarios abierta por el Gobierno de Mariano Rajoy, tras condicionar esa ayuda a la disponibilidad presupuestaria de las arcas estatales.

Grupo de Gobierno y oposición coincidieron en los criterios para sacar adelante este acuerdo, eso sí, con algunas aclaraciones por boca del portavoz de los conservadores, Asier Antona, que pese a su argumentario inicial subrayó que “esta medida no se ha planteado por parte del Gobierno de España”. “Si así fuera -agregó- el Partido Popular en el Cabildo mostraría su total rechazo a esta medida”.

El mensaje directo al Gobierno central, que llegó al pleno de forma urgente y en el formato de acuerdo institucional, explicita la necesidad de que todas las administraciones, incluida el Gobierno de la Comunidad Autónoma de Canarias, mantenga las actuales condiciones en la aplicación de las subvenciones al transporte para los palmeros.

La presidenta del Cabildo palmero dejó claro que “más que el mantenimiento de la subvención, debemos tener claro que el Estado plantea un problema al limitar la partida económica destinada a este fin, porque lo lógico es que sea ampliable en función del número de personas que viajen”.

“A Coalición Canaria le preocupa enormemente esa persecución, que algunos están intentan convertir en un sentimiento social, de que los canarios somos una clase privilegiada y de que viajamos de vacaciones, cuando la realidad es que tenemos que trasladarnos entre islas en muchos casos sólo por razones de salud y otras lógicamente por trabajo y a diario”, explicó en la sesión plenaria González.

Dirigiéndose al Partido Popular y más concretamente a su líder insular, Asier Antona, pidió que tanto en los foros del Senado como en el Congreso de los Diputados, los cargos públicos del PP “hagan pedagogía sobre este tema tan importante, que es ni más ni menos que el resultado del trabajo hecho durante décadas para conseguir igualar los derechos de los canarios y de los palmeros” y añadió que “a nosotros no nos está regalando nada nadie, y voy más allá, porque tendremos que seguir trabajando otros 20 años más para que el trato en materia de transporte para los canarios sea igualitario”.

Mociones

El Grupo de Gobierno y la oposición también se pusieron de acuerdo, si bien pasando por un desencuentro a la hora de señalar al Gobierno central como administración competente para sufragar parte de los gastos, para pedir al Gobierno de Canarias que asuma los costes derivados del traslado de pacientes palmeros que fallecen en otras islas tras ser tratados en otros centros hospitalarios a petición del Servicio Canario de Salud.

La moción del Partido Popular, defendida por Carlos Cabrera, puso de manifiesto que “numerosas familias llegan a pedir prestamos de entre 3.000 y 5.000 euros para poder trasladar hasta La Palma a sus familiares fallecidos y eso no es concebible”. Luis Viña, portavoz de los nacionalistas, expresó su acuerdo con la intención de la moción, que apoyó sin condiciones, si bien aclaró que “estos gastos deberían estar incluidos dentro de la cartera de servicios básicos del Gobierno de España”, algo que el grupo popular estudiará más adelante.

[apunte]

Discrepancias sobre la campaña turística

Los populares volvieron ayer a plantear dudas sobre los efectos de la inversión en materia de promoción turística y de los convenios con distintas compañías y mayoristas de viaje. La presidenta del Cabildo se refirió a los buenos datos, aunque con reservas por la reducción en la llegada de turismo nacional a La Palma, del verano recién concluido, apoyándose en los datos que arrojan un repunte del 18% en el acumulado de los ocho primeros meses del año. Las dudas del Partido Popular, por boca del consejero Raúl Camacho, pasan por los malos resultados de los enlaces previstos durante los meses estivales con Barcelona y Bilbao, el primero de los cuales se suprimió pocas semanas después de iniciarse. González Taño expresó la necesidad de localizar los fallos en la promoción con Cataluña.

[/apunte]