Rivero exige al Gobierno que evite los partidismos al pedir el rescate

EFE – M. F. | Santa Cruz de Tenerife

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, aplaudió ayer que el Banco Central Europeo (BCE) haya “dado un paso adelante” en la defensa del euro, y que la UE tenga el “objetivo claro” de salvaguardar la moneda común. “Lo importante es que el BCE haya tomado medidas que permitan dar un respiro a aquellos países que tienen dificultades como consecuencia de la crisis económica”, destacó, después de agregar que, en estos momentos, hace falta “tranquilidad y estabilidad”.

Lo importante ahora, reclamó Rivero, es que el Ejecutivo central, presidido por Mariano Rajoy, tome una decisión pensando en el Estado y en los españoles, “y no en intereses partidarios”, indicó en alusión a las próximas las elecciones de Euskadi y Galicia.

En este sentido, restó dramatismo a un hipotético rescate de España: “No es nada más que un préstamo, como cuando una familia que necesita dinero tiene que acudir a alguien que se lo preste, en este caso al BCE”.

El presidente reiteró que Canarias sigue cumpliendo, “rigurosamente”, con el objetivo del déficit que le marca el Estado, y que espera seguir manteniendo la actual “estabilidad en las cuentas públicas”. “Estamos cumpliendo”, recordó, “ahora, lo que hace falta, es que el Estado cumpla con Canarias. Canarias cumple y exigimos que el Estado cumpla con nosotros”, insistió. En este sentido, el máximo mandatario canario insistió en que las Islas, dentro de la situación de dificultad, “están haciendo su tarea”. Aquí, aprovechó para recordar que la comunidad autónoma ha sido la menos endeudada per capita de España, que ha sido la “única” que cumplió con el criterio del déficit y que las Islas también han sido la región que más ha crecido su economía, hasta tres veces más que la media nacional (Canarias, el 2,1%, y España, el 0,7%).

En este sentido, la CEOE reclamó ayer a Mariano Rajoy que no se demore demasiado en tomar una decisión porque España está prácticamente en “suspensión de pagos”. Por su parte, los empresarios canarios están a la expectativa sobre las condiciones “reales” del rescate.

Aún así, fuentes empresariales aseguraron a este periódico que el Gobierno canario no debe ceder en ningún caso a medidas que impliquen alguna pérdida del REF ni olvidarse de la deuda histórica que el Estado tiene con el Archipiélago, que cifran en unos 2.200 millones de euros, así como seguir financiando las inversiones públicas con cargo a la Reserva de Inversiones de Canarias (RIC).