fútbol > ligas regionales

Se para la Preferente y un grupo de Primera

CÁNDIDO GONZÁLEZ | Santa Cruz de Tenerife

Las categorías de Preferente y la Primera Regional se paran a partir de este fin de semana, tras la decisión tomada por la mayoría de clubes, que se reunieron anoche en las dependencias de la Federación Tinerfeña de Fútbol.

Tras las reuniones celebradas el martes en el Cabildo de La Palma y ayer en Santa Cruz de Tenerife con el director general de Deportes Ramón Miranda, este intentó explicar la preocupación de su departamento por la situación en la que se encuentran los clubes, y la propia federación tinerfeña, por la inconcreción por parte del Gobierno de Canarias a las ayudas a los desplazamientos para disputar sus respectivas competiciones.

Miranda ha reiteró que “que no hay dinero suficiente para los compromisos adquiridos, y que no puede garantizar ayudas para la temporada actual”.

Tras esta determinación, la comisión se reunió con el resto de clubes con el fin de informar de la postura del Gobierno de Canarias. Por amplia mayoría, los clubes han decidido que se paralice la competición en las categorías de Preferente y Grupo Primero, zona norte, de la Primera regional, categorías que se ven más afectadas que el resto por los desplazamientos entre islas.

En cuanto a la Tercera División no se puede parar la competición ya que depende la de Federación Española de Fútbol, además de que los conjuntos de la provincia vecina no están por la labor de parar. Por tanto, los equipos tinerfeños tienen que presentarse porque si no lo hacen se les da el partido por perdido más la correspondiente sanción económica.

Según el presidente del CD Interián, Andrés Pérez, “la competición se para ya mismo porque no tienen un duro para viajar”. La única solución es que se hagan las competiciones en cada una de las islas, para así evitar los costes de desplazamiento. “No se juega hasta que no haya una solución, y si no la hay, no habrá Preferente ni Regional en el Grupo Primero el resto de la temporada.

Caso omiso

El ente federativo, también presente en la reunión, se opuso a que la competición se parara desde ya, pero los clubes hicieron caso omiso. Además, el Gobierno de Canarias mantiene una deuda de 400.000 euros con la Federación Tinerfeña de Fútbol, que le impide a ésta cubrir el 50% de los gastos de viaje.

En la reunión de anoche, dos clubes de Preferente, Orotava y Santa Úrsula, discrepaban del resto ya que pedían hacer el paro a partir del lunes. También destacar la escasa presencia de los equipos de Primera Regional zona sur, que no les afecta esta problemática porque no tienen que afrontar desplazamientos entre las islas. De este grupo Segundo solo asistió el San Miguel. Además, el Unión Güímar llamó por teléfono mostrando su apoyo pero sin asistir al acto.

En resumidas cuentas, la competición se paraliza este fin de semana de manera indefinida hasta que se encuentre una solución que sea del agrado de los clubes de la provincia tinerfeña.