TRIBUNA ALTA > Antonio Alarcó

Semana de gloria de CC > Antonio Alarcó

La difícil situación que atravesamos hace más necesaria que nunca la lealtad entre partidos políticos y el respeto a las reglas del juego. Los problemas de la ciudadanía solo se arreglan con grandes acuerdos, renunciando al permanente victimismo y a la confrontación en que se han asentado cómodamente algunos.

Es el caso del Gobierno de Paulino Rivero y del partido que lo sustenta, empeñados en agotar los cuatro años de legislatura, aferrados a la aritmética parlamentaria. No hablan en nombre de los canarios, solo representan a la radicalizada facción de Coalición Canaria que dio oxígeno a su presidente en su último congreso.

Ya nos había asombrado con su disparatado blog, hablando de la revisión del pacto fiscal entre Canarias y el Estado, junto a su irresponsable invitación a la ciudadanía a manifestarse y protestar contra el Gobierno de España.

El de CC es un nacionalismo trasnochado de escaso fundamento, que ante todo, denota una grave deslealtad política. Agitan la bandera de la rebelión contra el Ejecutivo Central, pero se apropian de las beneficiosas medidas económicas que el equipo de Rajoy va planteando. A los 650 millones del Plan de pago a proveedores, y el aplazamiento a diez años de la deuda de la comunidad autónoma, se unirá el acogimiento al Fondo de Liquidez Autonómico, llamado a relanzar nuestra economía. Estas acciones promovidas por el Partido Popular nos ayudarán a superar la crisis. Estaremos aquí para recordarlo.

Mientras, malinterpretan una moción aprobada en el Senado sobre transporte aéreo, acusando al PP de humillar a los canarios y dejar en el aire nuestras subvenciones. Habría que recordarles que esta obligación del Estado está reconocida por una Ley que nadie ha modificado, y que depende de la disponibilidad presupuestaria como toda ayuda estatal.

La moción del PP garantiza estas subvenciones y avala su devolución retroactiva a los ciudadanos que no pudieron acreditar su condición de residentes en el momento de viajar. Decir lo contrario es faltar a la verdad, como hacen quienes aumentan el gasto en la Policía autonómica o mantienen costosas embajadas en el extranjero.

A CC le sobran ganas de crear confusión para buscar rédito político cortoplacista, y les falta lealtad institucional. Deberían explicar por qué se abstuvieron en la aprobación del Fondo de Liquidez Autonómico, fundamental para cumplir el déficit de las regiones, y su oposición al incremento hasta 450 euros de la ayuda a parados con cargas familiares.

Pero la semana de gloria de Coalición Canaria tuvo una muesca más. Después de un verano en que el sector de CC y PSOE que sostiene al Gobierno han usado como arma política los incendios forestales, llegó el turno de dar explicaciones en el Parlamento de Canarias.

Ambos partidos impidieron crear una Comisión de Investigación sobre lo acaecido en el fuego del pasado agosto en La Gomera, que el propio Presidente y su consejero de Emergencias, Javier González Ortiz, reconocieron 24 horas antes en la misma sede, al asumir la responsabilidad directa del Gobierno en los vaivenes del nivel de alerta.

Es tremendamente significativo que González Ortiz y su partido hablen de la conveniencia de un grupo de trabajo para revisar el protocolo anti incendios de la comunidad autónoma, cuando se niegan a investigar lo ocurrido. Nueva muestra de incapacidad, de cinismo incluso, de quienes no dudan en pedir responsabilidades al Ejecutivo Central.

Bueno es recordar a todos, porque es mucha la confusión que se ha querido sembrar, que esta competencia es exclusiva de Canarias, que por cierto, redujo un 40% los fondos que dedica a extinción de incendios este año. Mientras, el Estado aumentó sus partidas para el mismo fin y las puso a disposición del Ejecutivo que preside Rivero. Esa, y no otra, es la verdad.

Este tipo de dirigentes perjudican la imagen que la ciudadanía tiene de los políticos, y no ayudan en nada a los canarios, que somos mucho más que el Gobierno y que un partido como Coalición Canaria, cuyo paternalismo exagerado les ha llevado a creerse dueños de las Islas.

Por suerte para todos, les queda poco recorrido.

Antonio Alarcó
alarco@tenerife.es
@aalarcoblog
www.facebook.com/antonio.alarco.9