educación >

ANPE cree que la educación canaria ha retrocedido más de 30 años

EUROPA PRESS | Santa Cruz

El sindicato independiente de profesores ANPE ha criticado las “deplorables condiciones” en las que comienza este curso escolar, y califican la situación actual de “marcha atrás en el tiempo”.

En una nota, ANPE asegura que la situación actual es peor que cuando se realizaron las primeras transferencias del Estado, cuando la sociedad canaria, “consciente de las limitaciones”, se unió en un “esfuerzo tan descomunal como ilusionante en apoyo de un Gobierno que siempre demostró con hechos que la mejora de la enseñanza pública era el primero de sus objetivos”.

“A pesar de que entonces las cifras eran terribles en cuando escolarización, analfabetismo, insuficiencia de construcciones escolares y escasez de profesorado, nuestra enseñanza pública nunca atravesó una etapa tan oscura como hasta ahora”, señalan.

El sindicato indica que “la realidad siempre se acaba imponiendo a las buenas intenciones” y asevera que no se trata de un asunto de reivindicaciones salariales ni en las condiciones laborales del profesorado, “que en este nuevo curso serán más difíciles que nunca”.

“Estamos hablando de la pérdida de calidad y prestaciones del servicio público educativo”, apuntan. Para ANPE, “con la permanente y falsa coartada de la crisis económica” se ha recortado el número de becas, se ha producido una subida “desproporcionada” de las tasas universitarias y han desaparecido servicios como la acogida temprana.

Además, el sindicato del profesorado denuncia que se han perdido profesores, medidas de atención a la diversidad y horas de apoyo o refuerzo ante la disminución de las plantilla docentes; también denuncian la desaparición de servicios “básicos” como bibliotecas y actividades culturales complementarias “necesarias para la formación integral del alumno”.

Asimismo, ANPE censura la eliminación de casi 800 puestos de trabajo docentes, al dejar sin cubrir las 700 vacantes de los jubilados del pasado año, lo que supone “una sobrecarga de la jornada laboral del profesorado”.