tribunales >

Un soldado de UME se enfrenta a 27 meses de cárcel por robo de nómina compañero

EFE | León

Un soldado de la Unidad Militar de Emergencias (UME) de León se enfrenta a una pena de 27 meses de prisión porque supuestamente modificó los datos bancarios de un compañero para cobrar su nómina.

Según las calificaciones provisionales del fiscal, a las que ha tenido acceso Efe, el acusado, B.A.H., habría averiguado, con ánimo de beneficiarse ilícitamente, los datos de usuario y contraseña del portal personal de la Intranet del Ministerio de Defensa de un compañero de la UME de León.

Con estos datos, según el relato del Ministerio Público, el 15 de septiembre de 2010, el acusado supuestamente accedió al portal personal del denunciante y sustituyó el número de cuenta bancaria en el que se le domiciliaba la nómina a la víctima por el suyo.

De este modo, el 28 de septiembre la nómina del denunciante le fue ingresada al acusado por un importe de 1.285,05 euros, cuantía que fue retirada en su totalidad entre el 29 de septiembre y el 1 de octubre.

El 14 de octubre, después de que se hubiera corregido la modificación en la cuenta de la víctima, el acusado volvió a realizar la misma operación con el fin de apoderarse de la nómina de su compañero correspondiente a octubre por importe de 1.406,56 euros, si bien la víctima se percató de la modificación el día 18 de este mes.

El Fiscal ha considerado los hechos un delito continuado de estafa informática por el que ha solicitado una pena de dos años y tres meses de cárcel y el pago de una indemnización al denunciante, en concepto de responsabilidad civil, de 1.282,05 euros.

Por su parte, la defensa ha rechazado las acusaciones y ha asegurado que su representado desconocía los datos de acceso a la Intranet personal del Ministerio de Defensa de su compañero, por lo que ha indicado que no pudo modificar el número de cuenta.

Además, en sus conclusiones provisionales, ha añadido que cuando el acusado se percató de un ingreso en su cuenta de 1.285,05 euros creyó que se correspondía con las dietas de incendios, ya que esa campaña de 2010 habían realizado múltiples intervenciones y que todos los soldados habían recibido diferentes ingresos por ese concepto.

A su juicio, existió un fallo en el sistema de la Pagaduría de Defensa que abonó las dos nóminas en la cuenta de su cliente sin que existiera ningún ánimo por parte del acusado de beneficiarse de dinero ajeno, un error que, ha sostenido, se repitió un mes más tarde.

De este modo, ha negado que exista ningún delito por lo que ha pedido la libre absolución de su representado, que será juzgado el próximo 20 de septiembre en la sala de lo Penal número uno de León.