venezuela > indígenas

Survival matiza que no hubo una matanza de Irotatheri pero sí un “incidente violento” causado por mineros

EUROPA PRESS | Madrid

La ONG Survival International ha matizado sus últimas informaciones y ha asegurado que no le consta que se haya producido una matanza de indígenas yanomami de la comunidad Irotatheri en el sur de Venezuela, aunque ha advertido, en declaraciones a Europa Press, de que sus “fuentes conficenciales” sí han detectado “un incidente violento” por parte de mineros brasileños en la Amazonia venezolana.

Las primeras denuncias de Survival han generado las críticas del Gobierno de Hugo Chávez, que ha acusado a la derecha política de inventarse una masacre para desestabilizar al presidente de cara a las elecciones de octubre.

Survival International, una organización que defiende los derechos de los pueblos indígenas, había asegurado que un grupo de mineros brasileños cruzó la frontera y entró en Alto Orinoco (estado de Amazonas) a principios de julio. El ataque habría provocado la muerte de unos 80 yanomamis de la comunidad Irotatheri.

El director de la ONG, Stephen Corry, ha matizado, tras la recogida de “testimonios propios de fuentes confidenciales”, que “no hubo ningún ataque” contra esta comunidad, según declaraciones recogidas por la cadena estadounidense CNN.

Jefe Irotatheri

Las autoridades venezolanas ya habían negado la matanza después de realizar una investigación sobre el terreno en la que, según la fiscalía, no se encontró ninguna prueba.

Por su parte, el jefe de la comunidad Irotatheri, Massupi, declaró ayer lunes a los periodistas trasladados por el Gobierno venezolano al lugar, la Sierra de Parima, que no había habido ninguna matanza.

“No mató nada”, afirmó Massupi, citado por Reuters. “Acá estamos fino (bien)”, señaló a través de un intérprete el aborigen, sorprendido por la presencia de personas ajenas a su comunidad y en su primer contacto con gentes de otra cultura y con otros rasgos físicos.

La comunidad Irotatheri está compuesta por unas 50 personas, la mayoría de ellos niños. Generalmente andan desnudos, pero, a causa de la llegada de los periodistas, el Gobierno les regaló algo de ropa.

A principios de septiembre, la ministra de Asuntos Indígenas, Nicia Maldonado, aseguró que la comisión investigadora no había encontrado evidencias de la matanza, después de sobrevolar la zona en aviones militares.

Sin embargo, algunas organizaciones no gubernamentales han acusado al Gobierno de no haber investigado a fondo y Brasil ha pedido a Venezuela que determine si hubo una incursión de mineros a través de la frontera para cometer el ataque.