TENERIFE >

El techo del intercambiador se desplomó por un fallo en “los clips de acero inoxidable”

EFE | Santa Cruz de Tenerife

Las causas “más o menos probables” del origen del desplome del falso techo del intercambiador de la capital tinerfeña están en el comportamiento inadecuado de los clips de acero inoxidable, la ausencia de parcelación o jerarquización necesaria en un sistema de estas proporciones, o el doblado de los alambres y manipulación inadecuada de los clips.

Así se indica en un informe del Instituto Técnico de Materiales y Construcciones (Intemac), se indica en un comunicado del Gobierno de Canarias, que ha iniciado el procedimiento para exigir responsabilidades por el derrumbe, que se produjo durante la madrugada del 13 de diciembre del pasado año.

Asegura el Gobierno canario que tanto la investigación como el expediente de responsabilidad se gestionan con el rigor, secreto y garantías necesarias para salvaguardar los derechos de las partes implicadas, a efectos de no perjudicar de forma innecesaria su prestigio profesional.

La obligación de no generar sospecha alguna sobre de qué parte es la responsabilidad de lo acontecido hasta que no quede dilucidada definitivamente en el expediente de responsabilidad contractual, es lo que ha llevado a los investigadores a actuar con la mayor discreción en un proceso caracterizado por su minuciosidad, tal y como se refleja en los trabajos realizados, se indica en un comunicado.

El desplome afectó a 1.700 metros cuadrados del hall del intercambiador y durante las tareas de desescombro se recogieron piezas de manera selectiva para su análisis por el Laboratorio de Obras Públicas.

Además, se encargó para la elaboración de un informe especializado al Instituto Técnico de Materiales y Construcciones (Intemac), como Organización dedicada exclusivamente al Control de Calidad de Proyectos, Materiales y Ejecución de Obras, y a la Realización de Estudios de Patología y Rehabilitación de Construcciones y a la Asistencia Técnica en la Construcción.

Paralelamente se solicitó un informe para la determinación del origen y extensión de los procesos corrosivos de deterioro de las estructuras metálicas de sujeción del falso techo del Intercambiador a la Universidad de La Laguna.

Se solicitaron informes a todas las partes implicadas en la ejecución del falso techo colapsado.

En mayo de este año el Gobierno canario recibió el “Informe sobre el estudio de las causas determinantes del colapso del falso techo del Intercambiador de S/C de Tenerife”, elaborado por el Instituto Técnico de Materiales y Construcciones (Intemac).

Durante la recogida de escombros y pruebas materiales, se observaron varias circunstancias susceptibles de ser la causa del colapso.

En el comunicado se explica que la existencia de varios indicios y las diferentes causas del siniestro apuntadas por cada una de las partes, llevaron a practicar un análisis más exhaustivo de las pruebas a efectos de descartar las causas planteadas que no se ajustaban a las pruebas encontradas.

El informe de Intemac incluye los resultados de la inspección, ensayos de laboratorio y comprobaciones de cálculo, señalando como posibles causas más o menos probables del origen del desplome, el comportamiento inadecuado de los clips de acero inoxidable, la ausencia de parcelación o jerarquización necesaria en un sistema de estas proporciones, o el doblado de los alambres y manipulación inadecuada de los clips.

Dentro de la investigación, las piezas metálicas de suspensión fueron remitidas a la Universidad de La Laguna, que en un informe ratifica la existencia de pinzas de sujeción de dos materiales distintos, pinzas de acero al carbono F-1120 y pinzas de acero inoxidable de microestructura martensítica, estando estas últimas afectadas por corrosión por agrietamiento bajo tensión en ambientes húmedos y con iones cloruros (ambiente salino).

Dado que cada una de las partes que pueden tener responsabilidad en el siniestro plantea diferentes causas para su origen, se precisó una minuciosa recomposición del sistema del falso techo que han permitido desechar, con las suficientes evidencias, aquellas que no reflejaban la realidad de lo ocurrido, se indica en el comunicado.