tacoronte >

Unas 10.000 personas honran este domingo al Cristo en su Octava

Cristo de Tacoronte
El Cristo de Tacoronte goza de gran veneración en toda la Isla. / DA

DIARIO DE AVISOS | Tacoronte

La ciudad de Tacoronte se prepara para celebrar este domingo la Octava de las Fiestas del Santísimo Cristo de los Dolores, un día esperado por todos los vecinos. En esta ocasión, se espera que acudan al municipio más de 10.000 personas provenientes de las distintas localidades de la Isla. El acto central tendrá lugar a mediodía, en concreto a las 12.00 horas, con el traslado del Pendón desde las Casas Consistoriales hasta el Santuario del Cristo. La procesión estará presidida por el Obispo de la Diócesis Nivariense, Bernardo Álvarez, y a continuación tendrá lugar la ceremonia religiosa y posterior procesión por el recorrido de costumbre. Asimismo, también está prevista la asistencia del presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, además de otras autoridades regionales, insulares y locales. En este último caso, la representación municipal estará encabezada por el alcalde, Álvaro Dávila.

Hermanamiento

Previamente, a las 11.00 horas en la plaza del Cristo, se celebrará el hermanamiento institucional entre las ciudades de Tacoronte y Güímar. De esta forma se completa el acuerdo de ambas corporaciones de ejecutar este acto que refrenda la confraternidad de los dos pueblos y su común devoción por el Cristo de los Dolores, un ícono de alta reverencia para los creyentes de ambas ciudades.

A las 17.00 horas, se podrá disfrutar de un concierto de la agrupación musical Santa Cecilia en la plaza del Cristo y tres horas más tarde, de un encuentro de parrandas en el que actuarán Traciego, Gaida, de Tías, Lanzarote, y Chedey.

Las fiestas del Santísimo Cristo de los Dolores se cierran el próximo sábado con un concierto del cantante Arturo León en el Auditorio Municipal Capitol.

[apunte]

Al Cristo de los Dolores de Tacoronte 2012

Quién pudiera sujetar tu cruz,
Quién pudiera arrimar el hombro a tu madero
Para curar tus heridas,
Para calmar tu fuego.
Descansa señor, detente un momento,
Apártate de este sendero.
Deja que mis manos te curen,
Que cubran tus heridas sin sentido.
Que recuperes la sangre,
Que por nosotros has perdido.
Toma agua de la lluvia, y de las hojas del olivo.
Quítate el sabor del vinagre,
Que de nosotros has bebido.
Que cierren las heridas del costado,
Y la brecha de tu pecho herido.
Que las llagas de tus hombros,
No queden en el olvido…
Que decirte de tus pies,
Que decirte de tus manos
Que mis lágrimas cubran
Lo que han hecho mis hermanos.
Luego señor seguirás tu camino,
Abrazado a tu cruz, pues ese ha sido tu destino.

Antonio Figueroa García
Hermandad del Santísimo Cristo de los Dolores de Tacoronte.

[/apunte]