análisis > Santiago Rodríguez

Unidad, solidaridad y visión para garantizar el futuro del plátano > Santiago Rodríguez

El nacimiento de la Asociación de Organizaciones de Productores de Plátano de Canarias (Asprocan) se produjo porque nuestros representantes entendieron acertadamente que ante la imposibilidad de mantener la reserva nacional del plátano y la desaparición de los contingentes arancelarios de la banana, el sector tenía necesariamente que estar unido para afrontar el futuro. Hoy, veinte años más tarde, debemos reconocer que gracias a Asprocan el plátano en Canarias ha logrado hitos claves para su supervivencia. Asprocan es imprescindible para acceder a las diferentes administraciones públicas en representación de todo el sector y, en especial, para conseguir que la Unión Europea mantenga su apoyo para compensar nuestros condicionantes ultraperiféricos, respetando el medio ambiente y los derechos sociales europeos frente a la inexistencia de estos en los países productores de banana. La Comunicación y Publicidad también es una de las actuaciones más importantes de Asprocan. Gracias a ella y a nuestra marca colectiva Plátano de Canarias hemos logrado que los consumidores en España reconozcan las propiedades de nuestros plátanos y que hoy un noventa por ciento de ellos mantenga su preferencia por nuestro producto. Y tampoco debemos olvidar que es gracias a Asprocan por lo que se han podido arbitrar mecanismos reguladores que hasta la fecha, en la mayoría de las ocasiones, nos han permitido mantener precios dignos para nuestro producto, estableciendo además una plataforma de colaboración que permite evitar la fragmentación y autodestrucción del sector. El trabajo de Asprocan, conformado por los más de veinte representantes elegidos por cada una de las organizaciones de productores y basado en principios de transparencia y democracia, es el que ha conseguido todos estos logros; apoyado por una estructura profesionalizada que ejecuta las decisiones de sus distintos órganos. Si la labor de Asprocan en defensa del sector ha sido vital hasta la fecha, no lo será menos en el futuro. Efectivamente la superación de la crisis económica, la nueva reducción de aranceles para la banana, las crecientes exigencias de los mercados, las nuevas tendencias de comunicación a los consumidores y en los canales de comercialización, la necesidad de redoblar nuestro esfuerzo en mercados exteriores, la consolidación de la Indicación Geográfica Protegida, y la inmediata negociación del periodo de ayudas 2014-2020, solamente será posible manteniendo al sector más unido que nunca. Asprocan ha aspirado y aspirará siempre a integrar al 100% de las OPP para poder así defender a la totalidad de los plataneros. En la actualidad, las OPP Coplaca, Cupalma, Platacan, Plataneros de Canarias y Agriten hemos reafirmado públicamente nuestro compromiso de seguir trabajando conjuntamente por el futuro del Plátano de Canarias. Mi más inestimable gratitud a todos los que día a día nos ayudan con su trabajo, esfuerzo y voluntad de entendimiento y solidaridad para hacer que todo esto siga siendo posible.

Santiago Rodríguez es Presidente de Asprocan