candelaria >

Vecinos de Antón Guanche llevan sus quejas al Diputado del Común

ANTON GUANCHE CANDELARIA
El patio interior en parte de la urbanización se ha convertido en un auténtico laberinto para los vecinos. / NORCHI

NORBERTO CHIJEB | Candelaria

Los vecinos del grupo de viviendas Antón Guanche, en Candelaria, afectados por la primera fase de rehabilitación integral desde principio de año, denuncian que, en contra de lo manifestado por el alcalde, Gumersindo García, en la reunión que mantuvieron con él hace dos semanas, las obras se han “ralentizado” y temen un mayor retraso en la conclusión de los trabajos.

Ante lo que consideran una “desatención” municipal, las demandas que exponen los vecinos han sido trasladadas a Diputado del Común, tal y como confirmó a este periódico Pedro Luis Núñez, presidente de uno de los nueve bloques afectados por la rehabilitación que suman un total de 70 viviendas. “El Ayuntamiento nos ha engañado, todo es de boquilla y se niegan a entregarnos ningún documento sobre el proyecto”, manifestó Núñez, mientras que otro vecino, Manuel Daluz Perdomo, comentaba que “la obra va más lenta porque falta dinero, porque el Ayuntamiento no paga”.

Los vecinos denuncian que Moncobra (del grupo Cobra) lleva más de un mes con las obras ralentizadas, aunque en realidad, la empresa mantiene a nueve trabajadores en la obra, tal y como nos confirmó el encargado de la misma, Miguel Ángel Aragón, quien además señaló que “son los necesarios para el trabajo que se realiza ahora”.
Los vecinos, que se siguen reuniendo todos los jueves por la tarde para analizar la marcha de los trabajos -entre ellos, edificios anexos para el hueco de los ascensores-, insisten que a la empresa contratista se le adeudan varias certificaciones de obras y que en realidad “este es el motivo de que cuente ahora con menos trabajadores”.

ANTON GUANCHE CANDELARIA
El hueco de las escaleras está abierto a la espera del ascensor. / NORCHI

Gumersindo García

El alcalde de Candelaria, José Gumersindo García, insistió ayer que “en ningún caso la obra de ha parado, el problema fundamental es que lo que teníamos previsto cobrar en 2011, lo vamos a cobrar en 2014 porque el Estado ha retrasado los pagos, pero la empresa constructora está al día de las certificaciones” y garantizó que “aunque Cobra se comprometió a realizar la rehabilitación en nueve meses, en el pliego inicial constaban 18 meses y antes de ese periodo me comprometo a que estará terminada una rehabilitación que propuso en su día el Ayuntamiento”. “Entiendo -prosiguió García- que los vecinos estén molestos y incómodos por las obras, pero en ningún caso les hemos engañado”.

[apunte]

Nueve meses y más barato

Según el convenio bilateral firmado en su día para la primera fase (70 de las 140 viviendas) del ARI de Antón Guanche, la aportación del Estado es de 407.750 euros (39,82%), la de la Comunidad Autónoma de 210.000 euros (20,51%); la del Cabildo, de 91.875 euros (8,97%); la del Ayuntamiento de Candelaria, de 139.475 euros (13,62%), y la de los propietarios, de 175.000 euros (17,09%), lo que hace una suma total de financiación del proyecto de 1.024.100 euros, aunque se adjudicó a la empresa Moncobra por 876.409,08 euros, para iniciarla el 3 de enero y concluirla el 3 de octubre de 2012 -algo ya irrealizable-, tal y como se recoge en el panel informativo de la obra, aunque inicialmente el proyecto constaba de 18 meses para su ejecución, tiempo al que se ciñe el Ayuntamiento de Candelaria.

[/apunte]