Agulo >

Agulo (La Gomera) alerta del peligro de la curva del Silbo por la presencia de grietas y deformaciones

EUROPA PRESS | San Sebastián

El Ayuntamiento de Agulo ha alertado del riesgo para la seguridad vial de la curva del Silbo -situada en la carretera TF-711- debido a las importantes grietas y deformaciones que presenta la calzada y que generan inseguridad para los usuarios de la vía.

A través de una nota de prensa, el Consistorio ha advertido del peligro de derrumbe de esta zona con la llegada del invierno y las consecuentes lluvias, lo que significaría la incomunicación en la parte norte de La Gomera.

El Ayuntamiento ha recordado que la preocupación por las deficiencias que presenta esta curva y su peligrosidad se ha manifestado desde el año 2010, solicitando por parte de las instituciones de La Gomera al Gobierno de Canarias que actúe con urgencia y que resuelva esta situación, algo que hasta el momento no se ha realizado.

El Consistorio dio a conocer en el mes marzo su preocupación por el estado de las obras de construcción de la travesía de Hermigua, a través de la Fecam, y demandó medidas necesarias para evitar riesgos. Ante esta situación, la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial reconoció la importancia del problema de los muros de la curva del Silbo e informó del diseño de un tratamiento provisional de esa zona con miras a garantizar la seguridad de sus transeúntes.

Dos meses después -continúa el Ayuntamiento-, el consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial, Domingo Berriel, aseguraba, en comisión parlamentaria, que la mejora de esta curva figuraba entre las obras prioritarias de la Dirección General de Carreteras del Gobierno de Canarias y que, a pesar del recorte previsto para el convenio de carreteras con Canarias, el Ejecutivo regional consideraba prioritario ejecutar estas obras por motivos de seguridad. Sin embargo, aún no se ha llevado a cabo ninguna ejecución en este sentido.

El Consistorio de Agulo reclama al Cabildo de La Gomera que “continúe luchando por los intereses de los gomeros que ven puesta su seguridad en peligro con el posible derrumbe de esta curva y, a su vez, solicita al Gobierno de Canarias que cumpla con sus compromisos y supervise y adopte las medidas necesarias para solventar estas deficiencias y evitar riesgos para las personas”.