El Archipiélago pide solidaridad al resto de comunidades para resolver el problema de la vacuna de la gripe

EUROPA PRESS |Santa Cruz de Tenerife

El director general de Salud Pública del Gobierno de Canarias, José Díaz-Flores, ha abogado por la solidaridad entre las comunidades autónomas para resolver la situación de la vacuna de la gripe, campaña que se encuentra suspendida desde el pasado jueves, tras inmovilizar el Ministerio de Sanidad de forma preventiva la vacuna de Novartis.

Flores así lo ha expuesto en la reunión extraordinaria de la Comisión Nacional de Salud Pública donde las comunidades autónomas han informado de su situación y propuesto soluciones al problema, según informó la Consejería de Sanidad del Gobierno regional en nota de prensa.

De todos modos, se informó que desde el día que se inmovilizaron todas las partidas de vacuna contra la gripe producida por Novartis, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha indicado que esta medida afectaba “únicamente al 20 por ciento de las vacunas que han sido adquiridas por España”, por lo que planteó conocer el número de dosis que cada Comunidad Autónoma podría ceder para proceder a un posible reparto.

Es por ello, que el director general de Salud Pública del Gobierno canario, José Díaz-Flores, ha insistido en la necesidad de valorar la disponibilidad global de vacunas en España para que se pueda efectuar una redistribución que palie el problema de las comunidades autónomas que se han visto más afectadas.

Y es que debido a que “sólo hay un 20 por ciento de todas” las vacunas de España afectadas y las coberturas “no pasan del 60-65 por ciento”, consideró que desde la colaboración entre autonomías se puede resolver el problema.

“Desde la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias hemos venido trabajando en diferentes escenarios. Uno ha sido el de la colaboración interautonómica y las otras soluciones podrían pasar por que nos digan específicamente qué lotes están afectados y que los que vengan a Canarias no lo estén. La otra medida que hemos estado barajando en Canarias sería acudir a las vacunas privadas, lo que resulta más dificultoso porque normalmente se fabrica por demanda y tardaríamos meses en poder cubrir no sólo nuestras necesidades sino las de las otras siete comunidades afectadas”, explicó.

Por ello, se están valorando está el número de dosis que estarían disponibles para cederlas y abordar una posible redistribución hacia las comunidades que se han visto más afectadas, que son Canarias y Murcia, junto a las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla y, “en menor nivel”, Castilla-La Mancha, Galicia y Castilla-León.

Para Flores es “prioritario encontrar una solución para las comunidades autónomas en las que más impacto” ha tenido la problemática y que han tenido que suspender la campaña por falta de dosis.

[apunte]SE ESPERA INFORMACIÓN DEL MINISTERIO

Así, en las próximas horas se espera que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad traslade la información aportada por las comunidades y la decisión sobre la posible redistribución de las vacunas disponibles.

De todos modos, Flores indicó que en Canarias hay “un cierto colchón de tiempo que no tienen otras comunidades autónomas”, ya que las ondas epidémicas de la gripe comienzan en el archipiélago a finales de diciembre o principios de enero prácticamente todos los años, de ahí que añadió que si se tiene en cuenta que con 15 días de antelación “es suficiente para que la vacuna haga el efecto de protección, hay tiempo para encontrar una solución” en las islas.

Sin embargo, agregó, que la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias busca “desde el primer momento posibles soluciones para no dejar de vacunar”. También señaló que “hasta el momento no ha habido notificaciones de reacciones adversas en las personas que ya se habían vacunado”.

El pasado jueves, 25 de octubre, la Consejería de Sanidad anunció que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad había emitido una alerta farmacéutica en relación con las vacunas antigripales estacionales de la Compañía Novartis Vaccines and Diagnostics SRL (Chiromas y Chiroflu) debido a la presencia de partículas flotantes blancas en las jeringas precargadas de algunos lotes de las mencionadas vacunas.

Esto conllevó que las vacunas quedaban inmovilizadas en los lugares en los que se encuentren, manteniendo las condiciones de conservación autorizadas (nevera, entre 2ºC y 8ºC).

De todos modos, y según comunicó la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, “con la información disponible actualmente no hay ningún elemento que indique que hay un riesgo añadido para las personas que ya han recibido cualquiera de las dos vacunas y, por tanto, no es necesario hacer un seguimiento especial de estas personas”.

Finalmente, todas las comunidades autónomas que han adquirido vacuna al citado laboratorio dentro del Acuerdo Marco de adquisición de vacunas impulsado por el Ministerio de Sanidad, debían suspender la vacunación contra la gripe de la campaña 2012-2013. En España fueron ocho comunidades autónomas en estas circunstancias, entre ellas Canarias, y las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla. Las afectadas han sido Canarias, Murcia, Extremadura, Ceuta, Melilla, Andalucía, Castilla León, Galicia, Asturias y Baleares.[/apunte]