Santa Cruz >

El Ayuntamiento asegura que solo tiene 19 pisos vacíos en Santa Cruz

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

La Sociedad de Viviendas Municipales de Santa Cruz de Tenerife se encarga de la gestión de más de 1.300 viviendas, de las que solo 19 se encuentran desocupadas, detalló la responsable de la entidad municipal, Ángela Mena. Según explicó la concejala, en respuesta a una pregunta formulada por la edil popular Ana Zurita en la comisión de control celebrada ayer, de estas 19 viviendas, diez están siendo reformadas para ser usadas por Asuntos Sociales y otras nueve están ocupadas ilegalmente. Mena aclaró que en la ciudad existen muchas más viviendas vacías pero son de propiedad privada e incluso apuntó que es “partidaria” de gravar estos pisos: “No podemos permitirnos que sigan desocupados”.

La edil defendió la gestión de las sociedad municipal, duramente criticada por la oposición, al afirmar: “No desahucia a nadie y tramitamos todas las ayudas para el pago de alquileres cuando las familias no pueden hacer frente a este gasto”. Mena señaló que llevan “la gestión de casi 1.500 viviendas y eso no es sólo meter a la gente en los pisos, sino que lleva aparejado un intenso trabajo administrativo que tiene que ver con cuestiones como el mantenimiento, los alquileres o las opciones de venta sobre estos pisos”.

La responsable de Viviendas Municipales además se quejó de que los recortes del Estado en materia de vivienda dejan en el aire los proyectos de rehabilitación que ya estaban planificados por el Ayuntamiento.

“Es increíble, -sostuvo- que el Gobierno central presupueste 1.600.000 euros para toda Canarias y solo a Santa Cruz le deba aún los 2.700.000 euros para la finalización de las viviendas de Cuesta Piedra”.

PROMOCIÓN EN EL TABLERO

Otra de las cuestiones a las que respondió Ángela Mena fue a la planteada por Sí se puede sobre la promoción de viviendas que el Ayuntamiento proyecta en El Tablero, paralizada en la actualidad por falta de financiación según explicó la responsable de la sociedad municipal, que aseguró que desde el Instituto de Vivienda no se ha aportado el 70% del dinero necesario para su puesta en marcha.

Pedro Fernández Arcila afirmó que su formación ha detectado irregularidades en esta promoción, entre ellas la petición de una subvención para acometer la instalación de servicios que ya existen en la zona así como que no se ha llevado a cabo la pertinente parcelación del suelo en el que también existen terrenos privados. Mena defendió que la subvención, de 195.277,14, concedida y aún no transferida, es necesaria para poder iniciar el proyecto que permitirá el suministro de energía eléctrica a las 88 viviendas que se prevén construir, así como que “es rotundamente falso que la ayuda haya tenido otro fin o que se destine a algo que ya está hecho”.

El edil de Urbanismo, José Ángel Martín, en cambio sí admitió que la parcelación no se ha llevado a cabo: “El suelo es mayoritariamente público y hay 14 pequeños propietarios, posiblemente, por un error en la tramitación del expediente, no existe el proyecto de parcelación”. Algo que, añadió, se encuentra en vías de solucionarse.

Martín explicó que una vez se solvente este error, tal y como exige la ley, se cederá el 10% del suelo a los propietarios, bien en dinero o bien en parcelas edificables y que por supuesto, Viviendas Municipales cederá los viales correspondientes.