convenio carreteras >

Berriel adelanta que Canarias se verá obligada a “paralizar algunas de las obras “más importantes” en carreteras

EUROPA PRESS | Santa Cruz

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial del Gobierno de Canarias, ha adelantado este lunes que se verán obligados a “paralizar algunas de las obras más importantes” en materia de carreteras aunque no ha especificado cuáles serán porque las analizarán en los próximos días.

Así lo ha indicado Berriel, en rueda de prensa, tras informar de que el próximo año, según recoge el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) 2013, la partida del convenio de carreteras para Canarias volverá a caer, en esta ocasión, en un 73,83 por ciento, ya que de los 207 millones de euros que estaban previstos para el próximo año, sólo se consignarán 54,19 millones.

Ante este hecho, y después de que los PGE 2012 tampoco recogieran los 207 millones de euros anuales que contempla el convenio para obras de carreteras en Canarias, sino 68,54 millones de euros, el Ejecutivo autonómico ha decidido recurrir a los tribunales para exigir el cumplimiento del acuerdo.

Berriel ha asegurado que aunque este año se produjo un “injusto incumplimiento” con Canarias en materia de carreteras, mantenía la esperanza de que para 2013 “se iba a corregir en algo la injusticia”, sin embargo la partida presupuestada pone al archipiélago, afirmó, en una situación “muy complicada”, ya que entre 2012 y 2013 el Estado “incumple con Canarias una transferencia de 291 millones de euros”.

“Nos coloca en una situación de imposibilidad de cumplimiento con contratistas. O el Estado corrige esta injusticia o nos vemos obligado a paralizar algunas de las obras más importantes. A paralizarlas totalmente”, apuntilló.

En este sentido, Berriel no ha adelantado qué obras serán las que se verán paralizadas en su totalidad aunque indicó que la IV Fase de la Circunvalación, en Gran Canaria, “muy probablemente” habrá que pararla.

Al respecto, señaló que la carretera que une Arguineguín con Puerto Rico, en Gran Canaria, termina a finales de año y se trata de una obra que “hay que pagarla sí o sí” aunque, matizó, que tendrá que ser con dinero de la comunidad autónoma.

También en la isla de Gran Canaria, la carretera entre Pagador y Guía, dijo, se espera poder “rematar en lo posible”. Y es que Berriel subrayó que con 54 millones de euros, que es con lo que contará el Gobierno regional para 2013, “no se puede ni pagar las indemnizaciones” por parar las obras.

Actualmente son 21 las obras de carreteras que hay en marcha en el archipiélago canario, por un valor de unos 1.135 millones de euros. Así, recordó que por paralizar totalmente las obras se debe pagar al contratista como indemnización un 6 por ciento de lo que falta por ejecutar del proyecto en cuestión.

Pérdida de empleos

Por otro lado, resaltó que el hecho de paralizar y ralentizar obras implica también una pérdida de puestos de trabajo tanto directos como indirectos en una comunidad, recordó, que se encuentra entorno al 30 por ciento de paro.

En este sentido, Berriel incidió en que todo ello va a motivar que se pierdan unos 17.000 puestos de trabajo, tanto directos como indirectos, de las 21 obras que se llevan a cabo en Canarias. De todos modos, matizó que ya este año, y dentro de esa pérdida de 17.000 empleos, se eliminaron 2.000 puestos directos.

Recurso para el cumplimiento del convenio

Ante esta situación, el Gobierno de Canarias ha decidido que recurrirá ante la Audiencia Nacional, y a través de un contencioso administrativo, el cumplimiento por parte del Estado del convenio de carreteras que mantiene con el archipiélago.

Berriel recordó al Gobierno de Mariano Rajoy que este acuerdo supone una “obligación” del Estado con Canaria en cuanto al cumplimiento del Régimen Económico y Fiscal (REF) se refiere.

Y es que el consejero canario critica que mientras los PGE 2013 hacen una apuesta por las inversiones ferroviarias en la península para la vertebración territorial, que para el “Estado empieza en Cádiz y acaba en los Pirineos”, Canarias “les importa un bledo”.

De todos modos, Berriel reconocía que los tribunales tardarán años pero subrayó que los contratos “se tienen que cumplir”. El consejero admitió que está dispuesto a dialogar con el Gobierno, desde una “base lógica”, pero debido a que ha perdido la esperanza, por las reuniones que ha mantenido, el recurso continuará adelante.

Finalmente, y aunque no entró en el fondo del asunto, Berriel afirmó que el proyecto de los PGE 2013 también expone otros recortes “de importancia” para las islas como los relacionados con las subvenciones al transporte aéreo, marítimo y terrestre, “con la única excepción del aumento en 1,8 millones de euros de la partida para cumplir con las obligaciones del servicio público en el transporte aéreo interinsular”.

Sin embargo, concluyó, la partida para la bonificación por residencia cae desde los 191,6 millones de euros en 2012 a los 180,8 millones para 2013. “Los presupuestos permiten, además, que el Ministerio de Fomento pueda limitar en cualquier instante la cuantía de las ayudas, de forma que deja la puerta abierta a un encarecimiento sustancial en los desplazamientos de los canarios”, sentenció.