la palma>

Cientos de personas rechazan el “desmantelamiento” sanitario

Cerca del millar de manifestantes acudieron, según los organizadores. | C. B.-A. P.

D. S. | Santa Cruz de La Palma

Con mensajes como “la sanidad es un derecho, no un negocio” o “basta de agresiones a la sanidad pública y sus empleados”, varios centenares de persona (cerca de un millar, según la organización) recorrieron ayer la calle Real de Santa Cruz de La Palma en defensa del sistema público sanitario que, según los manifestantes, está sufriendo severos recortes que están afectando a la calidad asistencial.

Promovida por la junta de personal del área de Salud de La Palma, la manifestación partió de la plaza de España y fue a desembocar frente a la Dirección Insular de la Administración General del Estado. Los diferentes sindicatos estuvieron presentes en la manifestación, mientras que la representación política fue casi nula.

Los sindicatos han venido advirtiendo en los últimos meses las graves consecuencias que representan para la sanidad pública palmera las decisiones que se están tomando tanto desde el Gobierno de España, con medidas como el copago, como desde el Ejecutivo autonómico, reduciendo la plantilla en servicios importantes del Hospital General. De ahí que las críticas de los manifestantes fueran dirigidas tanto contra Mariano Rajoy como Paulino Rivero.

Asimismo, sostienen que el desmantelamiento de la sanidad que a su juicio se está produciendo de la sanidad pública, se trata de una operación “perfectamente planificada”, que pasa por el “deterioro, desprestigio y desmantelamiento de los sistemas públicos de salud, para luego privatizarlos”, comenzando por aquello que es más rentable como los laboratorios, la cirugía sin complicaciones, etc.

Todos
Uno de los aspectos en los que los sindicatos han puesto en esta concentración es la participación no sólo de los empleados del Servicio Canario de Salud, sino también de los usuarios que “son los principales damnificados de las políticas sanitaria que están llevando a cabo desde el Gobierno”.

Recortes como los que aseguran que se van a aplicar en el traslado de pacientes en helicóptero a los centros sanitarios de Tenerife, restringiendo la presencia de estos aparatos en la Isla, disminución de las plantillas de enfermeros y auxiliares en el Hospital son las primeras consecuencias de esta gestión.

Los manifestantes exigieron al Gobierno que, lejos de desmantelar el sistema de la sanidad pública, la apuntale como un derecho de los ciudadanos.