ON AIR>

Como Ibrahim> Por Óscar Herrera

Ibrahim López demostró el sábado cómo ser campeón y lograr tus metas a base de trabajo, sacrificio y humildad. El púgil de Candelaria se proclamó campeón de España en una velada apasionante. Venció a su oponente por KO, siendo ejemplo de superación y ambición. El CD Tenerife va tumbando rivales en la lona de la Segunda B; a algunos por KO desde el primer asalto (Atlético de Madrid B) y a otros a los puntos y de manera eficaz, como fue al Avilés. Los de Cervera van sacudiendo a sus oponentes cada semana y a veces con crochet de izquierda, como el pase de Jesús que dio el gol del triunfo ante los asturianos; o golpeando desde la derecha con Suso o Chechu, y otras con sacudidas devastadoras por el medio con Luismi o Aridane como golpeadores. Los blanquiazules van siendo claros aspirantes al cinturón final. De momento son asaltos semanales . El combate decisivo está por llegar, pero cada sparring en este camino es bueno para mejorar manos y recibir algún puñetazo que otro. En diez partidos nadie ha podido mandar a la lona al Tenerife y eso evidencia la fortaleza de este equipo. El coach.

Cervera ha venido preparando desde el mes de julio a un equipo fajador, que sacuda, pero que sepa encajar, que consiga que los golpes de los rivales sean poco frecuentes para, en cualquier momento, soltar un gancho de derecha que noquee al que tenga delante. Estamos viendo como el promotor de este proyecto, Quique Medina, se frota las manos viendo la escuadra que ha logrado reunir.

No se trata de sacar pecho en el cuadrilátero cada semana, pero sí de saber que con este paso firme, y con esta manera de pelear en el barro de la Segunda B, podrá el Tenerife emular a Ibrahim y ser en unos meses un campeón de verdad en el ring del fútbol. El ejemplo del candelariero es el más válido para saber como ir esquivando golpes a la espera de soltar el definitivo y letal.